Anuncios
Anuncios

Tanto el Barça como el #Real Madrid ya están trabajando en la próxima temporada a pesar de que queda aún mucho por decidir. Los dos grandes de Europa quieren reforzar sus plantillas con los mejores jugadores del planeta. Por ello, ya sondean el mercado de fichajes de todo el mundo.

El equipo azulgrana no quiere que le pase como el anterior verano, cuando los fichajes de gente como André Gomes o Paco Alcácer no han dado el rendimiento suficiente para un equipo de tanto nivel.

En cambio, en el Real Madrid no hubo ningún fichaje, y con las elecciones muy presentes Florentino Pérez quiere traer un par de galácticos que emocionen e ilusionen a la afición madridista.

Anuncios

Por eso, tanto directiva como cuerpo técnico ya trabajan en los presupuestos y suman futbolistas a su agenda.

Fichajes de renombre

Durante los últimos meses algunos de los mejores futbolistas del mundo han rechazado al equipo azulgrana debido a que preferían esperar una llamada de los blancos. Por lo que el Barça tendrá que encontrar otros galácticos.

Particularmente hay tres que han hecho mucho daño al decir que no a las propuestas del equipo del Camp Nou. Se trata de Paulo Dybala, Weigl y Gianluigi Donnarumma, tres de las promesas de las que más se hablará durante los próximos años.

A estos tres también se podría añadir al jugador del Atlético de Madrid, Theo Hernández, pero al final no llegó una propuesta firme debido a que no se quería romper el pacto de agresión con otro equipo de la Liga Española.

Anuncios

En busca de alternativas

El rechazo de estos futbolistas a vestir la camiseta azulgrana ha hecho mucho daño, ya que en estos jugadores se veían los sustitutos naturales de Leo Messi, Sergio Busquets y Ter Stegen. Futbolistas jóvenes, consagrados y con una proyección brutal.

Por eso, ahora la directiva busca alternativas fiables porque sabe que si el Real Madrid consigue fichar a estas tres estrellas tendrá muy difícil plantarle cara durante los próximos años.

Queda tiempo, y mucho trabajo para intentar diseñar una plantilla de garantías que pueda luchar por todas las competiciones y que no se repita el fracaso este año. Fichajes que costaron mucho dinero para apenas aportar nada durante toda la temporada.

Lo primero y principal para Robert Fernández y Josep María Bartomeu es encontrar un entrenador que sustituya a Luis Enrique sin romper la armonía de años atrás. Juego de toque, presión adelantada y ofensivamente letal. #FC Barcelona