Isco Alarcón jugador malagueño del Real Madrid C. F ha realizado un partido magistral contra el Sporting de Gijón en el encuentro liguero disputado en el estadio de El Molinon.

Con sus dos goles Isco evitó que las rotaciones extremas de Zidane, saltando al terreno de juego con una alineación formada por gran número de jugadores que habitualmente son suplentes, acabarán en un decepción extrema.

En el minuto 13 empezó marcando gol el Sporting de Gijón por medio de Cop y en tan solo 4 minutos en el transcurso del minuto 17, Isco Alarcón tras un auténtico golazo puso el empate a uno en el marcador concluyendo la primera parte del encuentro con el resultado ( 1-1).

Cuando comienza la segunda parte y durante el transcurso del minuto 50, Vesga adelanta de nuevo en el marcador al equipo asturiano poniendo las tablas de nuevo al resultado Alvaro Morata tras una conexión que le vino de Danilo en el minuto 59 quedando el marcador ( 2-2).

Cuando ya todo parecía que apuntaba a un reparto de puntos entre el Sporting de Gijón y el #Real Madrid C. F., ahí estaba Isco para en el minuto 90 marcar el gol de la victoria ( 2-3) y que les daría los 3 puntos y media Liga al equipo merengue.

Isco Alarcón se convirtió en el héroe y el salvador del Real Madrid C. F. y todo debido a la magia que este jugador es capaz de hacer con el esférico entre sus botas y prueba de ello los dos goles marcados por él en el encuentro disputado en el estadio asturiano.

Anuncios
Anuncios

El Sporting de Gijón estuvo robusto en la línea defensiva con cinco defensas y abriendo paréntesis en el equipo, con lo que mediante desplazamientos largos hicieron sufrir a los de Zidane [VIDEO].

El Sporting de Gijón se aprovechó y de hecho puso en apuros al equipo merengue cuando vio que movían la pelota de banda a banda para abrir la brecha en la búsqueda del gol y el centro del campo estaba con tres mediapuntas recolocados en esa posición de centrocampistas, con poca velocidad de recuperación y con la necesidad de tener que gastar más energía para poder marcar.

Menos mal que tras el primer gol del Sporting de Gijón, los hombres de Zidane reaccionaron y el jugador malagueño con la magia de sus botas y tras recibir el balón en la esquina del área, se hizo el autopase con el tacón con el objetivo de conseguir un mejor ángulo de tiro y conseguir el gol del ( 1-1).

Isco dejó de nuevo patente la magia que tiene en sus botas cada vez que recibe el balón, cuando en el minuto 90 fué capaz de marcar el gol de la victoria y por tanto darle con esta acción medio titulo de liga al equipo madridista.

Anuncios

#Deportes #Fútbol