El Clásico disputado ayer entre el #Real Madrid y el F.C. Barcelona en el Santiago Bernabéu dejó impresiones para todos los gustos, cuando los protagonistas se pusieron al frente de los micrófonos en la zona mixta del coliseo blanco. Un partido que, con el gol de James Rodríguez a poco del final, pintaba bien para los intereses madridistas, que mantenían la distancia con su perseguidor a pocas jornadas de terminar el campeonato liguero. Pero, sin embargo, un contragolpe perfecto de los culés cuando agonizaba el tiempo lo culminó Messi introduciendo el balón en la red y haciendo que los tres puntos cogieran el puente aéreo y compriman una liga que parecía decidida antes de la disputa del encuentro.

Anuncios
Anuncios

Un mazazo que reflejaron los protagonistas en zona mixta como Marcelo, asumiendo su parte de culpa en el último gol que dió la victoria a los de Luis Enrique, pero afirmando que son detalles que decide un partido, a pesar de asumir su parte de culpa en no haber parado a Sergi Roberto en ese lance del juego que, a la postre, resultó decisivo y perjudicial para los intereses de los blancos. El futbolista brasileño hace referencia a la jugada que decide el choque. Una contra llevada perfectamente por Sergi Roberto y cruzando en perfecta conducción de pelota 50 metros de campo, con Modric y el propio Marcelo siguiendole la estela, pero que sin embargo no paran con falta, lo que luego provoca el gol decisivo del astro argentino. El lateral merengue siguió respondiendo por la comentada jugada a los periodistas, comentando que no sólo es suya la culpa del gol, que le puede pasar a todos los equipos, aunque es una fatalidad lo ocurrido y quizás se pudo hacer más para parar esa contra que supuso una derrota que no entraba en los planes del equipo.

Anuncios

El F.C. Barcelona llegaba al Clásico de este domingo con la moral por los suelos, tras quedar apeado por segundo año consecutivo en los cuartos de final de la Champions League ante la Juventus, el pasado miércoles en el Camp Nou. Pero, sin duda, el gol de Messi vuelve a levantar los ánimos de un equipo que, a las 20:45 que comienza el partido parecía muerto, y a las 22:30 al finalizar está más vivo que nunca en la lucha por el título. Sobre como afectará esta derrota al cuadro de Zinedine Zidane, Marcelo habla claro y afirma que no va a afectar al equipo la derrota, y que se levantarán de este palo para volver a ilusionar a la afición con conseguir cosas importnates esta temporada. #Deportes #Fútbol