Desde el 27 hasta el 30 de abril, se volverá a llevar a cabo la edición argentina del Rally Mundial (W.R.C.) cuya primera presentación se llevó a cabo en 1980 en la provincia norteña de Tucumán. Luego se trasladó la competencia hacia el sur patagónico, en Bariloche (Provincia de Río Negro), pero encontró su nicho en Córdoba desde 1984.

Los argentinos son aficionados muy apasionados tanto del fútbol, como del automovilismo de velocidad, y este tipo de competencias en rutas y calles abiertas les recuerda mucho a su categoría favorita, el Turismo de Carretera que en tiempos no tan lejanos se disputaba muchas veces en lo que ellos llaman circuitos semi-permanentes, esto es una combinación entre autopistas y tramos urbanos.

Anuncios
Anuncios

Las mismas fueron restringidas luego de que ocurrieran muchos accidentes graves.

La prueba moviliza a los fanáticos desde todo el país y también desde el exterior. Se vive una fiesta que además, incluye los hermosos paisajes lugareños, llenos de naturaleza agreste. Es normal ver a las multitudes a la vera del camino alentando a todos los competidores, lo que motiva que éstos se conmuevan y encuentren esta carrera como una de sus favoritas.

Constará de 18 tramos de velocidad con un total de 359 kilómetros y con una distancia total de 1418 km de recorrido. (Véase el mapa)

Sébastien Ogier, tetracampeón del mundo WRC, competirá en esta oportunidad en un equipo nuevo (Ford Fiesta RS WRC 2017), luego del retiro de Volkswagen Polo R WRC -equipo que le ha permitido dominar la categoría en los últimos cuatro años-, por lo que la marca del óvalo cuenta con la esperanza de devolver a su Ford Fiesta a la cima.

Anuncios

Para ello han trabajado mucho en poner a punto el automóvil, trabajando sobre todo en temas aerodinámicos.

Por el lado de Toyota, la marca japonesa cuenta con la nueva estrella en ascenso, el juvenil finlandés Esapekka Lappi, quien sostuvo que “es una oportunidad increíble poder correr en el World Rally y estoy muy feliz y agradecido por el apoyo para afinar mi Yaris”, ha dicho el tercer competidor oficial de la marca.

Tanto el piloto como el auto, necesitarán respectivamente experiencia y mejoras en el rendimiento aunque, siempre cuentan como una buena oportunidad de sumar algunos puntos para el torneo.

A su vez Hyundai, con su coupé WRC, espera sus posibilidades de lograr el campeonato 2017, contando con el Torrelavego Dani Sordo, quien está obsesionado con ganar pruebas y sumar en una temporada en la que quiere brillar de forma más regular. "Esta temporada contamos con un auto muy competitivo y seguramente será una copa muy disputada y divertida, aunque recién se disputaron muy pocas carreras como para sacar conclusiones", sostuvo el cantábrico. #Deportes #Automovilismo #Rally Dakar 2016