Las semifinales del Masters 1.000 de Montecarlo se han resuelto de manera favorable para los intereses de los dos representantes españoles que quedaban disputando el torneo, con ambos venciendo en sus respectivos partidos de semifinales. Albert Ramos despachó al francés Lucas Pouille, número 17 del ranking ATP, por un sufrido resultado de 6-3, 5-7 y 6-1, en dos horas y dieciséis minutos. Por su parte, el monstruo de la tierra batida #Rafael Nadal se hizo sin problemas con su pase a la final venciendo al belga David Goffin, número 13 del ranking ATP, por un contundente 6-3, 6-1, en apenas hora y media de partido.

Un pase el del tenista mallorquín no exento de polémica, con una decisión del árbitro que favoreció claramente al de Manacor, cuando Goffin apretaba en el desarrollo del juego y parecía presentar más problemas sobre la pista al tenista balear.

Anuncios
Anuncios

El árbitro del partido, Cédric Mourier, corrigió una decisión acertada del juez de línea, que había cantando fuera una bola larga de Rafa, en una decisión correcta, pero que sin embargo el árbitro hizo repetir el punto, cuando la jugada era bastante clara, ante la pérdida de nervios del tenista belga, que no se podía creer la decisión adoptada. Con la repetición del punto, el español se lo llevó a su casillero, en una jugada que pudo ser decisiva en el transcurso del resto de partido., ya que hubiera supuesto un break a favor Goffin y el 4-2 a favor en su marcador. De ese 4-2, se pasó al 3-3, provocando así el desplome psicológico de un David Goffin que hasta ese momento estuvo poniendo en serios problemas al número 5 del ranking ATP.

Sea como fuese, Rafael Nadal [VIDEO] está de nuevo ante la posibilidad de conquistar otro título en su brillante carrera, disputando su cuarta final esta temporada, la undécima que juega en Montecarlo, ante un novato en estas rondas finales, su compatriota Albert Ramos, que con su pase a la final pone el colofón a una brillante participación en el torneo, donde ha eliminado al número uno del mundo, Andy Murray, y al número ocho de la ATP, Marin Cilic. La de mañana domingo será la cuarta final que se disputa entre españoles en el torneo monegasco, siendo la última de ellas las disputada en el año 2011 entre Rafa Nadal y David Ferrer, resultando el de Manacor vencedor de aquel duelo.

Anuncios

Esta vez busca repetir ante el tenista catalán, que ha brillado con luz propia en esta edición del Masters 1.000. Ya son 44 las finales de Masters 1.000 que ha disputado Rafael Nadal en su carrera, y 105 en total. Unos números solo al alcance de los genios. #Deportes #Tenis