Partido colosal el vivido en el estadio Santiago Bernabeú entre el Real Madrid y el Barça. Para los blancos era el golpe definitivo a la liga que prácticamente dejarían sentenciada en caso de victoria, en cambio para los barcelonistas era no quedar en tierra de nadie en caso de derrota y hacer estas últimas jornadas ligueras mera comparsa.

El partido venía precedido de jornada de Champions, con claro signo ascendente del Real Madrid, derrotando al Bayer de Munich y pasar a semifinales, todo lo contrario que el Barça con depresión después de no pasar la eliminatoria contra la Juventus de Turín. Pero si una cosa hay en un clásico, es que da absolutamente igual el estado en el que lleguen los dos equipos y se ha visto reflejado en la noche de ayer.

Anuncios
Anuncios

El entrenador blanco Zidedine Zidane se equivocó con su planteamiento incluyendo en su once inicial a Gareth Bale, dado que el jugador salía de su famosa lesión en el soleo y era una apuesta muy arriesgada, pero cosas del marketing o órdenes de su presidente, etc, había que salir con la BBC. Su apuesta se rompió a la media hora de juego cuando el galés se volvió a romper.

En el otro bando estaba el Barça que salió al terreno de juego con la única novedad de Paco Alcácer en detrimento de Neymar Jr por sanción. El partido se puede resumir en el resurgir de Andrés Iniesta con su juego de tiralineas y del crack argentino Leo Messi, pues le dejaron libre de su marca y este jugador es letal.

Estos partidos crean afición y si no hubiera sido por el gran acierto de los dos porteros, Ter Stegen y Keylor Navas, el resultado hubiera sido mucho más abultado que el 2-3 final.

Anuncios

Para el recuerdo quedará que Sergio Ramos, el capitán del Real Madrid, expulsado ayer con roja directa después de una entrada a Leo Messi con los pies por delante, acumula 5 rojas en clásicos, todo un récord pero negativo.

La racha del Real Madrid sin perder se ha acabado y parece ser que es el Barça el que siempre le pone la guinda al pastel. Pero sin duda el gran héroe del partido fue Leo Messi, que con sus dos goles, el segundo en el último segundo del partido, acumula la friolera cifra de 500 goles con el Barça, una hazaña imposible para muchos. En el otro lado del campo se quedó Cristiano Ronaldo abroncando a sus compañeros por no haber parado con falta la jugada iniciada por Sergi Roberto, que originó el gol al contragolpe de Messi. Cristiano Ronaldo estuvo bastante apagado durante el partido y quedó empequeñecido viendo la maravilla que hacía su máximo rival Leo Messi.

Además Leo Messi es el máximo artillero en clásicos, dejando muy atrás la figura de Di Stefano y eso que hacía tres años que no marcaba al eterno rival.

Anuncios

Ahora la liga está que arde, con el empate técnico en la clasificación entre el Barça y el Real Madrid, con un partido menos, pero reabre la lucha y hay que recordar que el Madrid tendrá un duro rival como es el Atlético de Madrid en la Champions y puede mermar el estado físico de los jugadores merengues y podría beneficiar al Barça en estas últimas jornadas de liga por disputar.

RESUMEN CON LOS GOLES

#Clasico #FC Barcelona #Lionel Messi