LeBron James, autor de 36 puntos, 10 rebotes y 6 asistencias, lideró a unos Cavaliers que pasaron por encima de los Boston Celtics (114-91). Una actuación con la que los de Ohio recuperan la primera plaza del Este y mandan un mensaje al resto de equipos de la Conferencia.

En juego la primera plaza del Este

Ambos equipos se presentaban en el Garden de Boston con el mismo récord, 50 victorias 27 derrotas en lo que va de temporada. Pero con el triunfo de anoche, y con solo cuatro encuentros por jugar, Cleveland (51-27) ahora tiene un partido de ventaja sobre Boston (50-28) y los duelos directos a favor (3-1). Cleveland Cavaliers dependen de sí mismo para terminar primeros del Este y tener el factor cancha a favor en las eliminatorias por el título.

Anuncios
Anuncios

Pese a la buena racha de los Celtics, el juego desplegado durante toda la temporada por los de Brad Stevens y un sensacional Isaiah Thomas, candidato a ser MVP de la temporada regular, el partido de anoche dejó claro que la diferencia entre ambos equipos sigue siendo notable.

El partido comenzó con muchos errores en el tiro, en el que los Cavaliers gracias a los rebotes ofensivos tomaron cierta ventaja. Sin embargo, Isaiah Thomas anotaba 12 puntos en el primer cuarto para reducir el déficit y poner en ventaja a los Celtics 19-20 al final de los primeros 12 minutos.

LeBron James dominante

No obstante, esa fue la única ventaja que tuvieron los de Boston, a partir de ese momento LeBron James estuvo imperial. “El Rey” estuvo omnipresente en toda la cancha; anotó 15 puntos en el segundo cuarto y dejó espectaculares acciones defensivas como un tapón a dos manos a Marcus Smart.

Anuncios

LeBron pisó el acelerador y gracias a un parcial de 22-6 en el segundo cuarto, los Cavs cerraban la primera mitad con un marcador de 57-42 a favor.

En la segunda parte, continuó la tónica del segundo cuarto. Boston a remolque con un Isaiah Thomas que anotó 26 puntos, pero que estuvo muy solo. El resto de Celtics no acompañron, cometiendo muchos fallos y teniendo poco acierto en el tiro de media y larga distancia, en los que sólo tuvo ciertos momentos de lucidez Al Horford.

Por su parte, los Cavaliers con más garra y más acertados, ganaron el rebote (51-38) pese a no contar con Tristan Thompson, y llegaron a vencer por 29 puntos durante el tercer cuarto.

Un partido del que se esperaba mucho, un anticipo de los play-off, sobre todo tras el último enfrentamiento entre ambos equipos, pero el encuentro de anoche defraudó y resultó ser un paseo para los de Cleveland que se impusieron 114-91.

Tras el partido de anoche se concluye que quizás Celtics, Wizards o Raptors puedan plantarle cara a los de Ohio en los play-off, pero se plantea muy difícil que eliminen a unos Cavs que buscan estar de nuevo en las Finales y volver a coronarse como campeones de la #NBA.