A 70 kilómetros del sur de la ciudad de Recife, Brasil, se encuentra la playa de Porto de Galinhas, una antigua villa de pescadores que por su belleza natural, se convirtió en uno de los principales polos turísticos del país. Además de combinar a la perfección relax, deporte y gastronomía; sus piscinas naturales albergan el recinto ideal tanto para la práctica del #buceo experimentado como amateur.

5 razones por las que querrás bucear en Porto de Galinhas

1. Un paisaje que enamora

Porto de Galinhas fue electo 8 veces consecutivas como la playa más bonita de Brasil por los lectores de la revista brasilera Viagem & turismo (#Viajes & turismo).

Anuncios
Anuncios

Sus aguas, cristalinas y protegidas de la corriente, resultan ideales para quienes llegan a bucear por primera vez. Bajo el agua aguarda una exuberante vida marina habitada por peces de colores, desfiles de cardúmenes y distintas especies de crustáceos.

2. Transporte Brazilian style

Las operadoras locales ofrecen diferentes procedimientos de buceo. Muchos turistas optan por explorar las aguas con snorkel, y otros, con las ya populares máscaras full face. Esta práctica se conoce como "mergulho livre" o "free diving". Sin embargo, la mayoría busca experimentar lo que en Brasil se llama "mergulho de cilindro", es decir, buceo con tanque de oxígeno, que implica otro tipo de equipamiento y conocimientos básicos para realizar la actividad. El acceso a las piscinas naturales es rápido. Las jangadas, fuertes balsas construidas con troncos de árbol, se encuentran a disposición de los turistas que llegan hasta los puntos de encuentro de buceo.

Anuncios

3. Procedimientos amigables para no iniciados

Quienes bucean por primera vez podrán hacerlo en un entorno seguro y amigable. Las nociones básicas de la práctica se incorporan en pocos minutos para una experiencia cómoda y agradable. A su vez, varias de las operadoras locales ofrecen cursos rápidos de buceo autónomo de tan sólo un par de días de duración.

4. Cursos avanzados para turistas

Aquellas personas que cuentan con un curso básico de buceo pueden aprovechar su estadía para acceder al segundo nivel. Navegación, búsqueda y recuperación de objetos perdidos, buceo nocturno y buceo profundo (a más de 20 metros de profundidad) son algunas de las prácticas avanzadas que ofrecen los cursos impartidos por las operadoras locales.

5. Opciones para los más experimentados

Porto de Galinhas alberga tres naufragios que posibilitan la práctica de buceo autónomo en varios niveles. Para realizar esta actividad, es necesario presentar, al menos, un certificado de buceo básico (Open Water Diver), ya que se trata de una experiencia a más de 33 metros de profundidad. #Deportes