La salida del alemán #Mesut Özil de su actual club, el Arsenal está más cerca que nunca. El mediapunta estuvo este verano pasado negociando con el Fenerbahçe Spor Kulübü, de Turquia, aunque finalmente no pudieron ofrecerle el salario que pedía el futbolista pedía.

En el club inglés están muy preocupados porque Ozil quiere marcharse del equipo y está teniendo un rendimiento brutal en la presente temporada, por lo que no le faltarán las ‘novias’ y parece que al futbolista alemán no le ha caído muy bien ciertos comentarios de su actual entrenador, Arsene Wenger en los que afirmaba que para renovarle su contrato haría falta un buen banco.

El mediocampista de Alemania no quiere que le llamen un pesetero, ya que perdió mucho dinero al marcharse de su antiguo club y posiblemente se podía haber ido ya varias veces del #Arsenal, pero habría querido hacerlo por el proyecto. No obstante, Mesut Ozil, al parece tiene otras aspiraciones en mente. A principios de octubre del año pasado se le vinculó desde la prensa de Inglaterra, y es que el jugador estaría pensando en volver nada más nada menos que al Real Madrid, después de haber salido unas temporadas atrás, exactamente en el 2013.

El Barcelona quiso ficharle en verano

El Barça intentó hacerse con su fichaje en verano antes de ir a por André Gomes, pero la respuesta no se la esperaba nadie y fueron muy contundentes: "Mesut Ozil no está interesado en irse al Barcelona". El alemán aseguran desde Alemania habría tenido conversaciones con directivos del #Real Madrid para intentar hacer un regreso, dichas conversaciones que no llegaron a ningún a nada ya que la FIFA había impuesto una sanción el club, pero que podrían repetirse si se consigue la cautelar. El nivel de Ozil es digno de volver a vestir la camiseta del Real Madrid.

Mesut Özil nunca quiso marcharse del Real Madrid

El diario Bild desveló hace unos días un capítulo de la biografía de Mesut Özil explicando su salida del club blanco en verano del 2013. Decir adiós no fue sencillo y el atacante señala a un culpable, su padre: “Irme del Real Madrid fue la decisión más difícil de mi vida. Soñaba con ganar la Champions con el Madrid. Mi etapa no había terminado”, explica. Además explica su marcha al Arsenal: “Las negociaciones le vinieron grandes. No fue avaricia, le pedíamos lo que considerábamos justo y no nos lo dio. Ser testarudo con Florentino no es lo mejor“. También destaco más detalles sobre la ruptura con su Padre: “En un ataque de rabia me cerró hasta la cuenta de Twitter y perdí millones de fans. La ruptura no fue amistosa e incluso fue a juicio por una comisión de Adidas”.