Siempre están ahí, sin hacer ruido y sin acumular todos los focos siempre consiguen ser el equipo que se encuentra ahí para molestar. Podrían recibir el sobrenombre de 'la mosca cojonera' aunque su excelso estilo de juego prohíbe el hecho de ser calificados de tal manera. No sé cómo lo hacen, pero los Spurs de Gregg Popovich podrían ser sin ningún problema, el equipo más regular de toda la historia. 20 años consecutivos jugando los Playoffs de la #nba y estas últimas temporadas les ha tocado estar a la sombra de Golden State Warriors en el Oeste.

Esto no les convierte en un equipo menos peligroso, todo lo contrario. Son los rivales a los que no te quieres enfrentar de ninguna de las maneras.

Anuncios
Anuncios

El número 21 de Tim Duncan, ya cuelga desde lo bien alto del AT&T Center de San Antonio, pero una de esas dos cifras sigue siendo el principal estandarte de los plata y negro. El jugador que porta el número dos, es el presente y futuro de esta franquicia. Kawhi Leonard, todo un MVP de las Finales podría ser, por qué no, próximamente MVP de la temporada.

Anoche, sus Spurs, segundos en el oeste, se enfrentaban a los Houston Rockets de James Harden, terceros en el oeste, y no decepcionaron. El juego rápido de Mike D'Antoni y sus Rockets parecía imponerse en el partido, pero llegó el de siempre, Kawhi Leonard para sacar las castañas del fuego a su equipo. Con un triplazo en los últimos segundos del encuentro y una acción defensiva ontológica, daba una nueva victoria para la principal alternativa de Golden State Warriors al título.

Anuncios

El ataque gana partidos, pero la defensa, campeonatos. Kawhi Leonard es capaz de hacer las dos cosas. Fue el mejor jugador en el ataque de los Spurs con 39 puntos y también fue el mejor en defensa, siempre lo es. Es el dos veces consecutivas mejor defensor de la temporada y por qué no, ir a por el MVP de la temporada este mismo año a pesar de la gran competencia con James Harden y Russell Westbrook. El joven alero de los Spurs quiere un nuevo campeonato y no sería una locura pensar que podría ocurrir. #Baloncesto