El #Fútbol tiene muchas curiosidades y anécdotas, pero el caso de William Herny Foulke es especial. Este inglés nació en Dawley (Shropshire) allá por el 12 de abril de 1874. Desde niño llamaba la atención en los campos por su tamaño y agilidad. Su carrera empezó en el Blackwell y tras poco tiempo el Sheffield United lo contrató en 1894. ¿Por qué lo hizo?

Pues porque tenía dos características que lo destacaban de todos los demás jugadores en el campo: ¡medía 1,93 metros y pesaba 150 kilogramos! No es de extrañar que su sobrenombre sea 'Fatty' o 'Gordito'. Así, a pesar de que jugaba de delantero y marcaba goles de pequeño, la portería se convirtió en su posición en el mundo del fútbol profesional.

Anuncios
Anuncios

Al fin y al cabo, batir a un guardameta de 150 kilos y dos metros de estatura no era nada fácil para los 'flacos' delanteros rivales.

¿Quién se comió todos los pasteles?

En los estadios de fútbol de Inglaterra se canta una famosa y sarcástica canción que está dedicada a los jugadores que están pasados de peso. Dicha canción conmemora a la costumbre de los fans de comer pasteles de carne antes de ir a ver un partido de fútbol. Su letra es:

- Who ate all the pies? (¿Quién se comió todos los pasteles?)

- Who ate all the pies? (¿Quién se comió todos los pasteles?)

- You fat bastard, (Tú, gordo cabrón,)

- You fat bastard, (Tú, gordo cabrón,)

- You ate all the pies! (Tú te comiste todos los pasteles!)

Bueno, pues si nos preguntamos quién fue el inspirador de dicho canto, ya deberíamos de saber que la respuesta es "#William 'Fatty' Foulke".

Anuncios

Personalidad, logros e historias

A pesar de ser el portero más 'rellenito' en la historia de este deporte, cabe señalar que era alto, delgado, ágil y con reflejos - el canon perfecto para cualquier entrenador en un portero. De esta manera, y gracias a él, el Sheffield United (el primer equipo inglés que llevó la denominación de 'United') llegó a jugar hasta 3 finales de la FA Cup, logrando dos triunfos (ante Derby County y Southampton) y una derrota (ante Tottenham Hotspur en el ‘replay’). Sin embargo, su título más celebrado fue la liga conquistada en 1897-88.

Foulke fue muy 'temperamental' y en ocasiones abandonaba el partido si consideraba que sus jugadores no se esforzaban lo suficientemente como para ganar. Otras veces volvía al campo 'casi desnudo' desde el vestuario para poder increpar al árbitro. Éste tuvo que huir y esconderse en un almacén.

Es por su locura y forma de ser por lo que la afición lo quería mucho. Su sola 'presencia' congregaba a todo el público de los estadios.

Anuncios

Dicho esto, ¿quién se imaginaría que nuestro personaje llegaría a ser internacional con su país? Sorprendentemente, así lo fue. En 1897 nuestro 'Fatty Boy' estaba en el 11 titular frente a Gales, pero ¿a que no sabríais adivinar qué hizo? Romper el larguero al colgarse del mismo.

Más tarde, el Chelsea lo llegaría a fichar por 50 libras en 1905, convirtiéndolo en capitán del equipo. El club londinense quiso hacer parecer aún más grande a Foulke y para ello, colocaron a dos niños detrás de su portería para que destacase más. Fue así como surgieron los llamados 'recogepelotas' de hoy en día. Estuvo 1 año en el Chelsea y se marchó al Bradford City, donde se retiró en 1907.

De su posterior vida se sabe que carecía de dinero e iba de pueblo en pueblo ofreciendo un espectáculo que consistía en que los locales le tenían que marcar un gol. En 1916 falleció con 42 años de cirrosis hepática en Sheffield. #Deportes