El mayor margen salarial de las franquicias en la NBA, ha provocado que algunos jugadores hayan dado un buen “palo” a más de un equipo, que tendrá que lidiar con algunas joyitas como las que vienen a continuación. Estos son algunos de los mayores fiascos de la temporada teniendo en cuenta su reciente contrato y su rendimiento en la pista hasta la fecha.

Anuncios

Timofey Mozgov

Empezamos con uno de los fichajes más sonados del verano, el de Timofey Mozgov por Los Angeles Lakers. El pívot ruso salió de Cleveland con un anillo pero con más pena que gloria, aunque su mala temporada en Ohio no le impidió firmar un contrato que dista mucho de su rendimiento, 4 años y 64 millones de dólares.

Anuncios

Un gran lastre el que van a tener que arrastrar unos Lakers en plena reconstrucción y cuyo fichaje es, por el momento, un completo fiasco (7,5 pts. y 5 rebotes de media.)

Luol Deng

No nos movemos de Los Ángeles, ya que el contrato de su compañero de equipo Luol Deng también da que hablar. Bien es verdad que el alero ha tenido una trayectoria más sólida en la #nba y su incorporación podría ser entendible, dado que los Lakers tenían margen salarial de sobra y los agentes libres por los que se habían interesado les habían dado calabazas. Pero lo cierto es que hasta ahora Deng no ha rendido al nivel esperado, y mucho menos siendo el jugador que más cobra en la plantilla. 72 millones de dólares por 4 años firmó en verano con los Lakers, con los que está teniendo los peores números desde que comenzó su andadura en la NBA.

Miles Plumlee

Otra sorprendente renovación este pasado verano fue la de Miles Plumlee con los Bucks. El pivot, después de 4 temporadas en la NBA y con números muy discretos, acordó con los de Milwaukee una renovación de 4 años y 48 millones de dólares. Todo ese pastizal para un jugador que ha promediado en su carrera en la NBA 5 puntos y 5 rebotes, y que esta campaña no supera los 10 minutos por partido.

Anuncios

Así las cosas, hace poco se vio envuelto en un traspaso que ha terminado con el mayor de los Plumlee en los Hornets, una franquicia que va a tener que asumir un contrato importante de un jugador cuyo rendimiento hasta el momento deja mucho que desear.

Salomon Hill

Buen pellizco también sacó en verano Salomon Hill, al que los New Orleans Pelicans ofrecieron 52 millones de dólares por 4 años. Una auténtica barbaridad teniendo en cuenta que la pasada campaña, defendiendo la camiseta de los Pacers, promedió 4.2 puntos y 2.8 rebotes jugando apenas 15 minutos por noche. En cualquier caso, la mejora salarial no se ha traducido en una mayor productividad del alero, que hasta el momento luce unas medias de 6.3 puntos y 3.6 rebotes en 28 minutos sobre el parquet.

Joakim Noah

Ya por último toca hablar de Joakim Noah. El pívot francés, cuyo rendimiento las 2 últimas temporadas en Chicago bajó considerablemente, aprovechó la oportunidad que le brindaron los New York Knicks este pasado verano para sacar tajada, 72 millones de dólares por 4 temporadas.

Anuncios

Una decisión muy discutible y que puede pesar en el futuro de una franquicia que va a tener difícil incluir a Noah en un traspaso, y más teniendo en cuenta su pobre bagaje con los Knicks: 5 puntos, 9 rebotes de media y con compañeros comoO'Quinn o Willy Hernangómez comiéndole la tostada día tras día.

Hay más casos que chirrían y que llaman la atención, como los de Crabbe en Portland (75 millones 4 años), Teletovic en Milwaukee (32 millones 3 años), Byombo en Orlando (72 millones 4 años) o Bazemore en Atlanta (70 millones 4 años). Todos ellos han aprovechado muy bien la inyección económica en la NBA para hacer una buena caja. #Estados Unidos #Baloncesto