El extremo Ángel Di María fue el gran personaje de la victoria inolvidable del PSG sobre el #Barcelona (4-0) en París, en el primer partido de los octavos de final de la Liga Campeones. Fue una noche de magia, pues en el día de su cumpleaños, el argentino anotó un doblete, coronando un rendimiento fabuloso y una remontada en su carrera en el club francés.

Exjugador del Real Madrid, Di María ya está acostumbrado a jugar contra el Barcelona. El encuentro con el equipo catalán fue el decimoséptimo de su carrera, con cinco triunfos, cuatro empates y siete derrotas. Tal vez porque ya conozca el rival, tuvo más ganas de poner en marcha contra sus oponentes y ayudar al PSG a ponerse adelante en los octavos de final de la Liga.

Anuncios
Anuncios

El primer gol de la noche parisina fue de falta directa ante la portería de Ter Stegen, que no pudo agarrar el pelotazo en el minuto 18. El segundo salió en el minuto 55, con un zurdazo del extremo después de gran jugada del argentino.

Por otra parte, su compatriota Lionel Messi naufragó con el Barcelona en París. Sin inspiración y poco creativo, aún fue decisivo al perder un balón clave para Rabiot el la jugada que decretó 2-0. Mientras PSG exhibió mucha colectividad y solidaridad, el Barça mostró un juego aburrido, casi arrogante.

La exhibición de Di María en el Parque de los Príncipes sirve como un aliento para una carrera que había perdido terreno después de la transferencia del futbolista del #Real Madrid al PSG. El futbolista no estaba jugando lo que se esperaba en su año y medio en Francia, dejando a sus aficionados y directivos decepcionados.

Anuncios

Hasta especularon una probable salida del extremo para otro equipo. Pero en el fútbol todo cambia muy rápido.

En los últimos partidos, y motivado por la llegada del alemán Draxler, se comprometió a volver a sus mejores momento. Así que su fútbol ha crecido, volvió a ser decisivo y se recuperó el sueño de ser titular. El gol anotado ante el Burdeos el pasado viernes fue el pasaporte definitivo a la titularidad, sacando el brasileño Lucas. Y la decisión del entrenador Unai Emery para que juegue el argentino fue recompensada con una actuación de gala de su delantero.

Para coronar el día prefecto de Di María, la fiesta siguió después del partido en el vestuario parisino. Sino para celebrar la rotunda victoria sobre el Barça, como también teniendo en cuenta los cumpleaños de actor principal del juego, Di María (29), y del uruguayo Cavani (30), que anotó un gol en el 4-0 – Draxler también hizo un tanto. Ofrecieron a los futbolista hasta una torta de cumpleaños, lo que puede significar el comienzo de muchas celebraciones en París. #Di Maria