Una historia que tiene contornos de crisis diplomática en el fútbol español. Y es que el futbolista Roman #Zozulya fue acusado por aficionados del Rayo Vallecano de ser nazi, fascista y racista, rechazando al jugador en su equipo. Lo que pasa es que el delantero ha sido inscrito en el Dnipro el pasado julio y después fue transferido para el Betis, que lo prestó en enero para el Rayo. Ahora, según las reglas de la FIFA, Zozulya no puede jugar más por otro equipo y su situación se queda sin resolución.

Todo esto debido, a algunas fotos de Zozulya con las armas y al lado de los separatistas ucranianos que se dieron a conocer por intermedio de la internet. Aunque reconoció haber combatido en el ejército de Ucrania, el delantero dijo que no es compatible o está conectado con cualquier movimiento neonazi o grupos paramilitares.

Teniendo en cuenta la situación y después de un periodo de muchos debates e indagaciones, la FIFA se mostró dispuesta a hacer una excepción en el caso de Zozulya, para que él sea inscrito en el Dnipro y pueda volver a jugar al fútbol. La excepción se ocurre debido a la complejidad del caso y para que Zozulya no siga parado por cuenta de la negativa de los aficionados del Rayo de que juegue en su equipo.

Lo que pasa es que el Dnipro no puede firmar jugadores debido a una pendiente financiera con la Federación de Ucrania. Para solucionar este problema, se pusieron en marcha conversaciones y negociaciones para que haya también una excepción para Zozulya y pueda jugar en Ucrania al menos hasta junio. El presidente del Consejo Superior de Deportes, José Ramón, habló con el embajador de Ucrania, Anatoly Scherba, para asegurar que Zozulya tiene su derecho a jugar al fútbol. Al mismo tiempo, ha criticado las posibles restricciones y amenazas que ha recibido el jugador en Vallecas.

El regreso del atleta a Ucrania está rodeado de mucha ansiedad, ya que beneficiaría a todos los involucrados. El Rayo no tendría más que pagar por la contratación del jugador, ni sus salarios, mientras que el jugador estuviera en el club, pero sin jugar teniendo en cuenta la furia de sus hinchas, que incluso rechazan la posibilidad de disculparse por las críticas a Zozulya, una solicitud del agente del futbolista, José Lorenzo. De otra parte, el Betis también podría ahorrar dinero, ya que no tendría más que pagar los salarios de Zozulya.

Además Zozulya sería beneficiado porque volvería a jugar, así como para el Dnipro, que vive dificultades económicas, pero está dispuesto a hacer un esfuerzo para contratar al jugador. A favor de Zozlulya es el hecho de que es un verdadero ídolo de su país y el Dnipro quiere que él defienda su equipo en el campeonato local. #futbol espanol #rayo vallecano