Se viene otro partido de emociones, se viene otro enfrentamiento en los que cada jugada o balón dividido medirá qué equipo está más enchufado y más predispuesto a llevarse los tres puntos.

El Fútbol Club Barcelona visita mañana el Vicente Calderón tras una mala semana. Los dos últimos partidos del equipo catalán han sido muy bochornosos; primero en París, la noche del desastre en la que los chicos de Luis Enrique fueron destrozados por 4-0 ante un PSG inconmensurable, también hay que decir. Y segundo, el partido de este último fin de semana que cerraba la jornada liguera donde el Barça ganó in extremis y de penalti a un Leganés que quería ser David.

Anuncios
Anuncios

Por su parte, el Atlético de Madrid llega a este clásico de España con muy buenas sensaciones tras ganar remontando por 3-2 al Celta de Vigo, en el último enfrentamiento de la competición doméstica y por supuesto por haber ganado con creces el partido de ida de los octavos de final en Alemania contra el Bayer Leverkusen. En este último, los pupilos del Cholo dominaron de principio a fin a los teutones y se llevaron el encuentro por un contundente 2-4 y certificar así su pase a los cuartos de final o por lo menos tener pie y media en la siguiente fase europea.

Además de todo ello, el equipo de la orilla del Manzanares tiene ganas a los de la ciudad condal porque todavía está presente el pasado enfrentamiento entre los dos equipos en la vuelta de semifinales de la Copa del Rey.

Anuncios

El atlético salió de #Barcelona eliminado protestando algunas acciones en las que aseguraban salir perjudicados. Un gol anulado a Griezmann y un penalti a Fernando Torres son las dos acciones que más importancia les dieron los de la capital española.

El Barça necesita cambiar el chip

Esta tiene que ser la mentalidad del equipo azulgrana. Olvidar estos dos malos partidos en los que se podría haber perdido todo pero aferrarse a que se está vivo en las tres competiciones, además de estar a un punto del Real Madrid y aprovechar su sorpresiva derrota en Mestalla. Lo del PSG sí es verdad, está más complicado pero si hay un equipo que puede remontar un partido arduamente difícil, ese es el Barça.

Salir al Calderón motivados, confiados, pacientes y contundentes en el medio campo y asegurando los pases hasta que salga la jugada, esa es la premisa que los jugadores azulgranas han de llevar a cabo mañana. Sin lugar a dudas, se espera un partido épico como suelen ser todos los últimos Atlético-Barça. Tengo la sensación que será un partido vibrante, emocionante y muy duro para los dos conjuntos. Preveo un Atlético presionando hasta morir la salida de balón que empezará con Ter Stegen. Preparémonos para uno de los mejores partidos de este año. El espectáculo está garantizado. Un metro de terreno será la vida para cada jugador. Un Atleti en alza que puede meterse de lleno en la lucha por la Liga contra un Barça que está en horas bajas. #Atlético de Madrid #Liga Santander