El líder de Izquierda Unida acudió junto con unos compañeros, este domingo pasado, al partido que enfrentaba al #rayo vallecano y el Mirandés. En el descanso del partido, Garzón aprovechó para mandar un mensaje a sus seguidores en Facebook. Apoyó a toda la afición rayista y, en concreto, a los diez seguidores que han sido querellados por #Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional. Todo viene precedido porque la afición franjirroja no desea el fichaje de Zozulya, jugador neonazi.

#Alberto Garzón comenzó su vídeo criticando a Javier Tebas y resaltando su ideología de ultraderecha: "Estamos aquí para apoyar a la afición que ha sufrido unos cuantos ataques por quienes consideran normal que haya una persona neonazi en un equipo de fútbol.

Anuncios
Anuncios

Que sea normal, por ejemplo, que el presidente de la Liga, reconocido ultraderechista que públicamente ha dicho que se identifica con Fuerza Nueva, una organización fascista en la que el militó, y que sigue pensando lo mismo y le parecería bien que hubiera un Le Pen español y que, además, se define como una persona de ultraderecha".

Tras su carga contra el mandatario de La Liga, habla sobre sus querellas: "Esta persona es el presidente de La Liga de fútbol y esta misma persona ha puesto una querella a diez personas de la afición del Rayo Vallecano. Precisamente, por haber hecho todo tipo de presión legítima y muy clara para decir claramente que no le parece bien a la afición del Rayo que haya un jugador de fútbol en su equipo que sea neonazi. Nosotros entendemos que es una acción digna, legítima y, por lo tanto, nosotros hemos venido hoy a apoyar a la afición que, además, está demostrando un comportamiento ejemplar con una pancarta que va recorriendo todo el campo que dice “Vallecas somos los diez”.

Anuncios

Las diez personas que han sido objeto de la querella y que son las amenazadas por el presidente de La Liga y por tantas otras personas que han considerado que es mucho más prescindible una afición que considere que respetar los derechos humanos y el fútbol es una relación social en la que no deberían ser permitidos los comportamientos fascistas antes que estos mismos comportamientos".

Por último, Alberto Garzón aclaró el motivo de su estancia en la grada y reivindicó los principios y valores del deporte rey: "Por lo tanto, nosotros considerábamos completamente necesario venir aquí a apoyar y a dejar muy claro que el fútbol es una relación social, que está muy claro que está mercantilizada pero que no deja de ser un deporte. Un deporte practicado en los barrios, que algunos hemos practicado desde chiquititos, que nos ha encantado, que lo seguimos jugando cuando podemos y que, por lo tanto, también tiene unos principios y valores. Que esos principios y valores sean de respeto hacia todas las personas, incluidas las personas extranjeros y las personas de diferentes etnias.

Anuncios

Yo creo que es un principio básico y cuando hay una afición que censura los comportamientos racistas y los comportamientos fascistas hay que elogiarlo y hay que apoyarlo. El fútbol, por lo tanto, es una expresión de nuestra sociedad y una sociedad que queremos tiene que estar fuera, no sólo de los comportamientos fascistas, sino directamente en contra".