A la luz de los nuevos cambios de imagen que los clubes europeos están intentando dar a su propios equipos por medio de una modernización de sus logos, el periodico británico TalkSport ha decidido estilar una clasificación de los 10 mejores escudos de los equipos de #Fútbol europeos.

La clasificación comienza con los dos equipos de Milán. Abren en ultima posición los 'rossoneri' y siguen los primos del Inter que cambiaron el escudo en 2014. Sigue la única representante de la Bundesliga, el Bayern Munich con un escudo muy simple aunque muy caracterizador. La otra italiana, que tanto ha hecho para que se hable de ella, se encuentra en séptima posición.

Anuncios
Anuncios

TalkSport valora positivamente el nuevo cambio de imagen y define el nuevo escudo de la Juventus como "un decente intento de modernizarse, ya que el viejo emblema resultaba desagradable".

En sexta posición encontramos el Chelsea que reformó su escudo en 2004 y en quinta el #Barcelona. Su logo poco ha cambiado en el tiempo y TalkSport le ve muy parecido al que tenía en 1910. Pese a las modificaciones de Carles Comamala, el escudo no aporta muchas cosas: allí se están representadas las banderas del Club, de Catalunya y la cruz de San Jorge.

Mucho más bonitos son, según Talk Sport, los logos de Liverpool, Arsenal y Manchester United. Un conjunto de historia y señorío tipico de los clubes ingleses. Característico es el emblema del Liverpool que se completa con las flamas eternas en recuerdo a las víctimas de Hillsborough y con la frase que caracteriza su himno: "You'l never walk alone".

Anuncios

Sin embargo la grafica no es atractiva tanto cuanto las de Arsenal y Manchester United que le superan en esta clasificación.

Lidera la Top10 el #Real Madrid con un "diseño de bastante clase", gracias sobre todo a la corona encima del emblema que fue añadida en 1920 cuando el rey Alfonso XIII concedió el patronato real al club. Razón por la cual se llama Real Madrid.

Ilustres ausentes son sin duda el Atletico Madrid y le Manchester City. Ambos acaban de renovar su propio escudo creando grandes polémicas entre los respectivos aficionados.