Houston Rockets y Oklahoma City Thunder. 2 equipos que maman de sus respectivas estrellas, James Harden y Rusell Westbrook, el alma de estos equipos. Esta noche se enfrentaron rojos y azules, con un resultado a favor de los de Houston de 118-116. Era la tercera vez que se midieron estos dos equipos esta temporada, y la tercera vez que el partido se ha decidido en los ultimos minutos (105-103 a favor de los Thunder, 99-102 y 118-116 a favor de los Rockets)

Westbrook, una vez más, hizo travesuras

A pesar de que el partido se lo llevasen los Houston Rockets, Russel #Westbrook volvió a hacer travesuras: 49 puntos, 8 rebotes, 5 asistencias y 2 robos.

Anuncios
Anuncios

Pero sólo se vió acompañado de Oladipo (17 pts) y un Kanter que estuvo enorme en la pintura (15 pts).

Respecto a los Rockets, fueron un equipo más generoso, en el que #harden (26+12) se vistió una vez más de máximo anotador texano, bien acompañado de Beverley, Nene, y sobre todo, Eric Gordon. Un Eric Gordon que está en nivel All-Star, anotó nada más y nada menos que 22 puntos, en la mejor temporada de su carrera. Una vez más, los Houston Rockets demostraron que este año sí son un equipo y que pueden llegar lejos en el salvaje Oeste.

Un partido de alto ritmo

El partido comenzó con los Oklahoma City Thunder en modo "dios", en especial Russell Westbrook, que en los primeros 12 minutos anotó hasta 26 puntos. A pesar de eso, los locales no se amedrentaron y, alentados por el Toyota Center, siguieron el ritmo a los Thunder, y el primer cuarto terminó con un 33-38 a favor de los de Oklahoma.

Anuncios

Pero en la #nba no todo es color de rosa, y llegó un momento en el que, como es normal, los Thunder comenzaron a fallar más (tenían un 63% de acierto en tiros de campo) y los Rockets le dieron la vuelta a la tortilla, con un 67-56 a su favor al descanso. Tras el descanso, el ritmo rápido siguió a favor de los Rockets, y en el tercer cuarto el partido pareció sentenciado: los Thunder llegaron a ir 85-67 abajo. Pero, si algo falla en estos Rockets, es su gestión de las ventajas. Es un problema tradicional en este equipo, amante de las transiciones rapidas y de los partidos ida-vuelta, y los Thunder se metieron de lleno en el partido (114-116 a su favor a falta de 2 minutos), pero un ataque fallado y unos tiros libres de Nene le dieron la victoria al conjunto texano.

Al final, 2 puntos de diferencia marcaron el partido. 2 equipos que nunca defraudan en sus enfrentamientos, 2 serios candidatos dispuestos a derrocar a los Warriors en el Oeste, y 2 jugadores de época.