Este lunes por la noche se disputó el partido entre el Osasuna y el Valencia. El colista contra el que marca la salvación en la tabla. El Valencia salió al campo con una delantera llena de jóvenes, sin Cancelo por sanción y con un Mario Suárez reconvertido a central por la ausencia de Abdenour, que se encuentra en su compromiso con la selección tunecina para disputar la Copa de África.

La idea inicial que Voro planteó a sus jugadores antes de saltar al césped debió funcionar, pues antes del minuto 2 el Valencia se adelantaba con un centro de Siqueira por la banda izquierda que Munir convertía al primer toque en gol. Pero poco les duró la alegría, ya que escasamente 5 minutos después, el Osasuna iba a empatar el marcador.

Anuncios
Anuncios

Con un saque de banda cerca del área valencianista y un centro al área pequeña, Oriol Riera aprovechó el error de Mario Suárez y empujó el balón a placer dentro de la portería.

El Valencia supo dominar la primera parte y durante ese periodo en el que el Valencia dominaba el encuentro, vimos al Valencia que incomoda al rival, que presiona y roba balones, con ocasiones, haciendo daño por las bandas, jugando en campo contrario encerrando al rival etc. El Valencia que, en definitiva, sabe jugar bien al fútbol.

Y como el que la sigue la consigue, a raíz de un córner al borde del descanso vino el segundo gol del Valencia. Un centro muy cerrado, que el mismo jugador del conjunto local que empató el partido, se encargaría de firmar su doblete con un gol en propia portería. El partido se iría al descanso con un 1-2 en el marcador.

Anuncios

Al inicio de la segunda parte, saltaron al campo los mismos jugadores que habían disputado los primeros 45 minutos, a excepción de Siqueira que fue sustituido por el joven lateral de 19 años, Lato. Esta sustitución se debería a que el exjugador del Atlético sufriría alguna molestia, porque hasta entonces era de lo mejor que el conjunto ché tenía en el campo.

El Osasuna aprovechó que el Valencia salió más que dormido del vestuario para empezar a dominar el encuentro. El dominio del esférico corría por los pies del conjunto local, provocando ocasiones clarísimas que casi hacen que Diego Alves se lesionara tras hacer un auténtico paradón. Fruto de estas acometidas contra la portería valencianista, en el minuto 61 y otra vez por un mal despeje de Mario Suárez, Roberto Torres al segundo disparo empató de nuevo el partido. Y pudieron ser más los que encajaría el Valencia si no llega a ser por Lato, que estuvo rapidísimo para interponerse en un disparo desde dentro del área.

Saltó Nani al terreno de juego por Rodrigo Moreno, el internacional portugués estaba recuperado de su lesión.

Anuncios

Al poco tiempo de esta sustitución, Montoya en el minuto 73 anotaría el tercero para las arcas del Valencia, pudiendo aumentar la diferencia en el minuto 85 con un penalti que Parejo se encargaría de fallar. Cuando el partido estaba ya finalizando y era el Osasuna el que dominaba el encuentro, el Valencia pedía el final y se dedicaba a perder tiempo cada vez que podía. ¿De qué les sirvió hacer eso? Les sirvió para que el árbitro añadiera 4 minutos de tiempo extra y el Osasuna en el minuto 92 marcara un golazo de botas de Carlos Clerc, que se marchó de dos, combinó con un compañero que se la devolvió de espuela y batió a Diego Alves. El Sadar celebró el gol y el empate como si de una victoria se tratara.

El Valencia sigue sin funcionar y ya son otros dos puntos de vital importancia los que se deja por el camino, a uno del descenso. #Deportes