El #Real Madrid se encuentra en estos momentos preparando el partido de semifinales que le enfrentará al Club América de México este mismo jueves a las 11:30 de la mañana. Recientemente ha sido comunicado por el club que el defensa estrella del equipo, Sergio Ramos, será baja para este encuentro de semifinales ya que arrastra molestias del último partido de liga en el cuál fue la estrella marcando más allá del 90.

El Real Madrid, que es claramente el favorito para ganar este Mundial de Clubs de la FIFA 2016, no arriesgará y dejará a Sergio Ramos en el banquillo para que se recupere de cara a la final. Por otro lado, se cree que el flamante Balón de Oro elegido por France Football, Cristiano Ronaldo, será titular junto a Benzema o Morata.

Anuncios
Anuncios

Quién ya tiene se pase a la final es el equipo nipón Kashima Antlers, que goleó por 3-0 contra todo pronóstico al Atlético Nacional en la primera semifinal del torneo. Doi, Endo y Suzuki fueron los goleadores de un partido marcado por el penalti señalado por Viktor Kassai en el minuto 31 de la primera parte, el cual no fue visto ni por el árbitro principal ni por los asistentes, si no que fue señalado usando la nueva tecnología implantada en este torneo que permite usar vídeos para determinar jugadas comprometidas.

La final, que se realizará el 18 de diciembre en el Estadio Internacional de Yokohama (Japón) a las 19:30 hora local, enfrentará a no ser que caiga la sorpresa en la segunda semifinal, al Real Madrid y al Kashima Antlers. Con la duda de si participará o no Sergio Ramos, todo lo que no fuese una victoria sería considerado un fracaso mayúsculo, que el equipo español es el que cuenta con mayor prestigio, presupuesto y calidad de todos los participantes en este torneo de la FIFA.

Anuncios

De acabar con victoria madridista, el equipo de Zidane acabaría esta temporada de una forma inmejorable, consiguiendo la UEFA Champions League, la Supercopa de Europa y finalmente el Mundial de Clubs coronándose como mejor equipo del mundo. De esta forma, el Madrid arrebataría al FC Barcelona el escudo de campeón del mundo que luce en su camiseta des de hace un año.