El grancanario no está disfrutando de muchas oportunidades en el conjunto parisino, dirigido por Unai Emery. Su relación con el técnico vasco parece no ser la mejor, desde comienzos de la temporada y hasta el momento solamente ha jugado 273 minutos, el equivalente a tres partidos completos, y ha anotado un gol.

Ante esta situación el jugador formado en la 'La Fábrica' estaría escuchando ofertas. En la Roma le quieren cedido para el mercado invernal. Gusta a su técnico, Luciano Spaleti y encajaría a la perfección en el ataque del club italiano, que perderá al egipcio Mohamed Salah durante la copa África y que probablemente traspase al argentino Juan Manuel Iturbe.

Anuncios
Anuncios

Ante esta noticia muchos de ustedes se preguntarán: ¿qué pasa con Jesé?, ¿cómo es posible que un talento genere tantas dudas?, ¿será un crack o se quedará, como tantos, a medio camino?

El jugador canario, máximo goleador y campeón de la Eurocopa sub-29 de 2012 celebrada en Estonia, bota de bronce del Mundial sub-20 de 2013, tras anotar cinco tantos, y seleccionado en 2014 en el once de oro del Fútbol Draft, distinguiéndose como uno de los once mejores futbolistas canteranos de España, estaba destinado a ser el nuevo Rául y marcar una época en el Santiago Bernabéu.

Jesé es diestro, juega de extremo derecho y es un chico con cuerpo de atleta, con unos glúteos, cuádriceps y gemelos espectaculares, un tren inferior prodigioso construido por la naturaleza y solo reforzado, en los últimos años, por el trabajo del gimnasio.

Anuncios

Se trata de un futbolista con perfil Cristiano Ronaldo. Es veloz y su uno contra uno está al nivel de los mejores, pero con la efectividad de quien hace una cosa y la hace muy bien.

Entonces, si es tan bueno, ¿por qué no acaba de brillar? Si me permiten, por una cuestión de forma y otra de fondo. Las formas de Jesé no han sido siempre las mejores y es más conocido por su vida fuera del terreno de juego que por lo que puede aportar sobre el campo. Todos sus entrenadores han tenido que pelearse con su carácter, premiando y castigando con más paciencia que con sus propios hijos. Todos, conscientes del diamante que tenían ante sí, han puesto horas para moldear una personalidad rebelde y única.

Hay quien cree que Jesé, bien guiado futbolísticamente, llegaría a la condición de crack. Veremos hasta donde llega y si algún demuestra ser el jugador que todos esperaban. #Internacional #PSG #Fúbol