La noticia llegó el lunes por la noche, casi como un regalo de Navidad anticipado. Pablo #Prigioni, uno de los mejores bases de la historia de #Baskonia, regresa a la disciplina del equipo vitoriano tras su paso de casi 5 temporadas por la #NBA, donde ha jugado en equipos como New York Knicks, Los Ángeles Clippers o Houston Rockets, equipo que cortó su contrato el pasado mes de octubre. Recientemente se ha retirado de la selección Argentina de baloncesto.

Primera época Baskonista

El base argentino de 39 años, regresa al club de la capital vasca por segunda vez en su carrera. El genial jugador nacido en Río Tercero, comenzó su carrera en la ACB en la temporada 1999-2000 en las filas del Fuenlabrada.

Anuncios
Anuncios

En la 2003-2004 inició su carrera en el Tau Cerámica (antiguo Baskonia). Allí jugó 7 temporadas, conquistando 3 Copas del Rey, 4 Supercopas y 1 liga ACB además de 3 subcampeonatos ACB y otro de Euroliga. Durante estas temporadas, el base compartió vestuario con jugadores como Scola, Nocioni, Calderón, Splitter o Rakocevic, convirtiéndose en uno de los líderes del equipo tanto dentro como fuera de la cancha. En la temporada 2009-2010, Prigioni dejó el Baskonia para reforzar al Real Madrid, equipo con el que disputó 2 temporadas y donde no consiguió ningún título.

Primer regreso

Después de aquellas 2 temporadas de blanco, donde la afición no le perdonó su marcha a uno de los rivales históricos del Baskonia, Prigioni regreso al club de zurbano en la temporada 2011-2012. Los primeros partidos fueron duros para él, la afición le guardaba rencor.

Anuncios

Eso no le importó al genial base, que se empeñó en demostrar que todavía era capaz de ganarse el cariño de la afición, y poco le costó conseguirlo. En aquella temporada, promedió 7 puntos y 4 asistencias por partido, siendo clave en los Playoff poniendo contra las cuerdas al Real Madrid. Líder en el vestuario y la extensión del entrenador en la cancha, volvió a enamorar a la afición, pero otra vez más, volvió a dejar el equipo tras una oferta de la NBA. Con 35 años el jugador de más edad en debutar en la mejor liga del mundo. Fue en New York, con los Kniks. Durante sus casi 5 temporadas, 3,5 puntos y 2,2 asistencias.

¿Última bala?

Ahora, y con 39 años de edad, Prigioni vuelve al equipo donde fue un ídolo, haciendo el camino inverso de las grandes estrellas europeas. Desde luego no podemos esperar la misma versión del jugador que enamoró a todo Europa con su dominio del juego y su inteligencia a la hora de robar balones y asistir a sus compañeros. Tendrá que acoplarse a un juego rápido y eléctrico y propone hoy en día Baskonia, pero seguro será una buena ayuda para todos los jugadores y el cuerpo técnico. ¿Será su última etapa como baskonista?