Por primera vez en la historia del fútbol un árbitro ha podido pitar la pena máxima con la ayuda de un vídeo que reproduce la jugada del posible #penalti gracias a unas cámaras instaladas previamente en el campo de fútbol. Este mecanismo tecnológico es conocido como 'Instant Replay' (repetición al instante) y ya se había puesto en marcha en el baseball americano. El "afortunado" en este caso ha sido el colegiado húngaro Viktor #Kassai durante un partido del Mundialito de Clubes de Japón 2016. Los equipos enfrentados eran el nipón Kashima Antlers y el colombiano Atlético Nacional.

La jugada

Todo empieza con una falta clara en el área colombiana que nadie pone en debate.

Anuncios
Anuncios

El culpable, Orlando Berrío. A continuación se revisa la jugada en #Instant Replay y en acuerdo con los liniers, Kassai señala el penalti que minutos antes reclamaban ya los japoneses. Orío lo transforma fácilmente. El partido termina 0 - 3 a favor de los de Kashima.

Hasta aquí todo parece normal, pero éste no ha sido un partido "histórico" simplemente por la innovación de las cámaras, la polémica y controversia estaban servidas.

La polémica

Seguro que algún/a que otro apasionado/a del deporte rey lo ha pensado alguna vez. Si el árbitro pudiese visualizar la jugada repetida de la falta del jugador en su propia área ... qué justo sería pitar el penalti. O al menos, más claro y evidente. Sin embargo, señores, a veces ni la tecnología más sencilla (una simple televisión de hoy en día) puede ayudar a aclarar al ser humano en tan rápidos movimientos como los que suceden en un campo de fútbol.

Anuncios

Y es que al parecer, ni Kassai ni los jueces de línea se percataron de un posible fuera de juego del jugador japonés, lo cual anularía completamente la pena.

Curiosamente, el club colombiano era el favorito en las casas de apuestas. Como diría algún famoso jugador "qué injusticia....".

El futuro

Instant Replay cuenta con el apoyo de las instituciones futbolísticas más importantes como son la FIFA (la cual ha verificado recientemente que no existía tal fuera de juego) y la ISAB. Así que todavía va a haber para rato.

La pregunta: ¿Cuándo llegará a España?