Quizás jugar un partido de fútbol a las 13 horas de la tarde no es lo común, pero en esta liga quien manda son los propietarios de los derechos televisivos. El Barça visitaba el estadio del Sadar en Pamplona, donde las últimas temporadas el equipo local, el Osasuna, siempre le había creado muchas dificultades.

En Barça no podía perder el tren de la liga y no lo hizo. Jugó un partido de pleno dominio en un campo gélido, con mucho frío y un Osasuna replegado atrás esperando rematar al contragolpe.

El Osasuna está el último en la clasificación y además es el peor equipo local de la liga y viendo a la postre el partido es de entender esta circunstancia.

Anuncios
Anuncios

El Barça dominó a placer en muchas facetas del juego, pero lo que no es normal es desaprovechar tantas ocasiones de gol, que tanto Leo Messi como Luis Suárez erraron delante del portero osasunista.

El resultado de empate a 0 transcurridos los primeros 45 minutos de la primera parte, podría haber puesto nervioso al conjunto azulgrana, debido a la presión que ejerce el ir detrás del Real Madrid en la clasificación. Aunque el guión seguía igual que el primer periodo, posesión y ocasiones hasta que una buena jugada trenzada entre Leo Messi y Jordi Alba, este último asistió a Luis Suárez en posición totalmente legal, para empujar el balón al interior de la portería, era el minuto 58 y Suárez empataba con Cristiano Ronaldo con 10 tantos en la lucha por el pichichi.

El cerrojo del Osasuna se hizo añicos y cuando tienes que abrir lineas después de estar todo el partido atrás, normalmente tienden a no salir tus planes y Joaquin Caparrós entrenador del Osasuna no dio con la tecla.

Anuncios

Leo Messi en otra buena combinación por banda con Jordi Alba, anotó el 0 a 2 pinchando la pelota ante la mirada del portero Nauzet en el minuto 72.

El partido estaba listo para sentencia pero aún quedaba la jugada de la jornada y no podía ser otro que Leo Messi, que dribló a quien se puso por delante y dentro del área engañó al cruzarle la pelota al portero rojillo, era el 0 a 3 en el minuto 92.

Con este doblete Leo Messi se alza como líder en solitario en el pichichi con 11 dianas y además alcanza 56 goles en el año 2016 al alcance de muy pocos jugadores.

Otro dato que contar de la magnitud de esta estrella en liga es para temblar, suma con los dos de hoy 323 goles.

#LaLiga #FC Barcelona #Lionel Messi