Un récord para la historia

Con su gesta de anoche, el escolta de los Golden State #Warriors se convirtió en el primer jugador que logra anotar tantos puntos en tan poco tiempo.

Fue una de esas noches en las que #thompson toma las riendas del equipo y eclipsa por completo al resto de sus compañeros, incluso a dos superestrellas como Durant (20 puntos) y Curry (13 puntos y 11 asistencias).

Klay es, sin duda, un jugador de rachas, y cuando está enchufado, es uno de los artilleros más letales del mundo del baloncesto. Le bastaron 29 minutos en cancha para pulverizar el récord de anotar 60 puntos en menos de media hora, algo que nadie había logrado hasta la fecha.

Anuncios
Anuncios

¿Hasta dónde habría podido llegar?

Nadie ha podido evitar pensar qué habría pasado si el entrenador, Steve Kerr, no hubiese retirado a Klay Thompson pocos minutos antes de finalizar el tercer cuarto, con una ventaja holgada sobre los Pacers que era difícil que no terminase en victoria para los locales.

Thompson se tomó el relevo como algo natural, sin malos gestos hacia su entrenador o sus compañeros, entendiendo que lo primero es el equipo. Sin duda esta es una de las claves del conjunto de Oakland, ya que en un equipo con tantas estrellas lo peor que podría ocurrir es que cada uno buscase su propio protagonismo en lugar del bien común.

Ahora con la llegada de Durant esta premisa de jugar para el nombre que llevas en el pecho, y no para el de la espalda se ha hecho aún más crucial en los Warriors, y sin duda, está dando resultado, ya que, tras la gesta del año pasado, ahora mismo vuelven a ser el equipo con la mejor marca de la #nba (18 victorias y 3 derrotas).

Anuncios

Aún así, a muchos fans les hubiera gustado ver de qué habría sido capaz en el último periodo un Klay tan enchufado. Muchos se preguntan si habría sido capaz de superar los 81 puntos de Kobe Bryant en 2006. La mayoría no duda que con Thompson 'on fire' nada es imposible, y aún recuerdan los 39 puntos que anotó en un solo cuarto en 2015 (otro récord histórico para él).

Máxima anotación de la temporada

La actuación de Thompson le convirtió además en el mejor anotador en un partido en lo que llevamos de NBA, superando a otras dos estrellas como Russell Westbrook, base de los Thunder, que había anotado 51 puntos en un partido que se decidió en la prórroga, y Anthony Davis, pívot de los Pelicans, con 50 puntos.

Sin duda una noche mágica para los fans de uno de los equipos con mejor plantilla en la liga y que un año más, aspira a convertirse en campeón de la NBA.