La #serie A vulve al escenario después del padrón FIFA con el partido más histórico del Calcio Italiano. La rivalidad más larga y fuerte que hace del #Milan-Inter un partido inigualable aunque fuera un amistoso.

Nunca hay amistad. Los dos equipos de Milán se verán la cara el próximo domingo para la 13° jornada de campeonato. Objetivo: Ganar para confirmar el proprio dominio sobre la ciudad como si fuera una batalla campal de Juego de Tronos.

El Milan del técnico Montella se encuentra ahora en tercera plaza con una racha de victoria que le permite llegar al #derbi como favorita. Sin embargo, el Inter no es un adversario cualquiera.

Anuncios
Anuncios

Pese a su inconstancia en los resultados y al repentino cambio de guía técnica, siempre es la "Pazza Inter". El equipo capaz de ganar a los mejores gracias a táctica y juego bonito. Así los demostró al ganar a la Juventus el pasado 18 de septiembre. También los 'rossoneri' cuentan con la victoria sobre los campeones de Italia, además mantienen una ventaja de ocho puntos sobre los primos 'neroazzurri'.

De cara a la 13° jornada, el Milan se encuentra tercero aunque empezó el campeonato a tientas para luego crecer cada partido en cuanto a juego y efectividad; por lo tanto, una victoria valdría como una confirmación del trabajo hecho y de una merecida tercera plaza. Por otro lado, el Inter nunca ha dado síntoma de constancia incapaz de meter tres victorias seguidas en campeonato. Con el cambio de banquillo espera empezar un nuevo ciclo, y nada mejor que hacerlo ganando a tu rival histórico.

Anuncios

Pase lo que pase, la noche del domingo los dos equipos de Milán escribirán otro capítulo en la historia de los Derbis de la Madonnina (así le llaman en Italia el encuentro ya que la Madonnina es el emblema de la ciudad). Los jugadores acaban de reunirse con los respectivos equipos después de jugar con sus países.

Una mayor desventaja la tiene Montella que ve la enfermería llena de piezas claves en su juego (el defensa Romagnoli y los centrocampistas Bertolacci y Montolivo) que le obligan a desplegar una linea defensiva readaptada y a confiar en el tridente de arriba bien rodado compuesto de Bacca, Niang y Suso.

Más afortunado es Pioli que puede permitirse el once de gala, ya que el único lesionado es Palacio, no cierto una pieza clave del nuevo entrenador 'Neroazzurro'. Según la Gazzetta dello Sport podría saltar al césped con Ansaldi, Murillo, Miranda y uno entre Santon y D'Ambrosio; Mederl, Jao Mario; Candreva, Banega Perisic e Icardi.

En ambos equipos los nombres no son altisonantes como en ciertas épocas de la historia del Calcio, desde luego no faltan las motivaciones y las razones para ganar. El derbi de Milán es un partido clave bajo el perfil tanto del prestigio en la ciudad, como para apuntarse a la lucha para un puesto en la próxima Champions League.