El entrenador Víctor Sánchez del Amo ha concretado su llegada al Real #Betis en sustitución del uruguayo Gustavo #Poyet después de un arranque de temporada que ha sacado a relucir las dudas en la parroquia verdiblanca. De esta forma, el conjunto pone su confianza en un técnico joven que ya demostró su valía el curso pasado en un año irregular al frente del RC Deportivo de La Coruña.

Los 11 puntos cosechados tras las 11 primeras jornadas de LaLiga Santander no situaron a los béticos en las comprometidas posiciones de descenso, pero la pobreza del juego mostrado hasta la fecha y las pretensiones de conformar una plantilla que aspire a algo más que a sufrir para permanecer en Primera precipitaron el cambio de caras en el banquillo.

Anuncios
Anuncios

Poyet aterrizó este verano en el Betis despertando cierta ilusión por sus precedentes dirigiendo al Sunderland o al AEK de Atenas, entre otros, pero su gestión de los encuentros no acabó de cuajar en Sevilla y las esperanzas depositadas se esfumaron rápidamente. Atrás quedan ya episodios difíciles de explicar como las suplencias de la estrella del equipo, Rubén Castro, o las goleadas recibidas ante el Real Madrid o el FC Barcelona, que colocaron a los verdiblancos como el cuadro más goleado de la competición liguera.

Su relevo lo tomó Víctor Sánchez del Amo, que llegó con un mensaje de comunión entre futbolistas y aficionados. "Queremos que todos los jugadores pongan su talento al servicio del equipo, y el cuerpo técnico será el primer ejemplo en ello. En una plantilla lo más importante es que sepamos que todos somos absolutamente necesarios", declaró el madrileño tras implantar su firma en su nuevo contrato.

Anuncios

El ex del Dépor fue el elegido para sacar adelante a un equipo en crisis, como ya sucediera en A Coruña en 2015 y donde cumplió su objetivo sobre la bocina. Sin embargo, sus primeros 'pinitos' como preparador dejaron muestras de lo mejor y de lo peor que puede sacar de los vestuarios. Por un lado, cogió a un Deportivo al borde del abismo y en medio año consiguió acercarle a Europa, para seguidamente entrar en una cuesta abajo y sin frenos en el que el pésimo ambiente en el vestuario terminó con una ruptura total con el club. Además, su último aliciente genera bastantes dudas, al hacerse cargo del Olympiacos griego y ser cesado en menos de dos meses por cuestiones similares. #VíctorSánchezdelAmo