Si bien la capitana de la selección española de #rugby XV, Aroa González, hacía un llamamiento a llenar las gradas del Central, que tuvo lugar el sábado en el Estadio Nacional Complutense fue, sin duda, un día que muchos tardarán en olvidar.

Con el recuerdo del primer test en el Scotstoun Stadium de Glasgow que se saldó con un 5-10 para España, la segunda cita se presentaba como uno de los grandes eventos del rugby XV. Tras la participación española en el Mundial de Francia en 2014, el objetivo de la presente campaña volvía a ser el mismo: clasificarse para Irlanda 2017.

Lideradas por Aroa González, el conjunto español saltó al césped del Central con la mirada puesta en la victoria

Con el saque inicial a cargo de las escocesas, éstas otorgaron el balón a Elena Redondo que avanzó más de 20 metros.

Anuncios
Anuncios

Tanto el cuerpo técnico, como las 23 convocadas, como las componentes del 'Legado' como Mari Sequedo, Ana María Aigneren y compañía, los aficionados digitales y los allí presentes, fueron testigos de lo que un sábado 26 de noviembre se fraguaba en Madrid. La complicidad entre la línea y la delantera dejaron espectaculares jugadas como la que tuvo lugar entre Elena Redondo e Isabel Rico que tras hacer retroceder a la defensa, abrieron a Patricia García que colocó a María Ribera en el punto idóneo para dar continuidad a Diana Gassó y entregar el oval a Iera Echebarría, haciendo peligrar a Escocia.

España era primera en golpear y no dejaba lugar a la reacción escocesa

Así llegó el primer ensayo para las '#Leonas', de la mano de Amaia Erbina, que tras recibir un pase de María Ribera lograba posar en el minuto 8 (5-0).

La presión que tenía Escocia era notoria y prueba de ello fueron las numerosas patadas que efectuaron en el encuentro, recibidas por Pla y Erbina y que Patricia García devolvía al instante.

Anuncios

Tras el primer ensayo de España, las palabras de Aroa González, "no bajamos, no bajamos", auguraban lo mejor. Pero con los duros ataques de Forsyth y Thomson llegó el ensayo para Escocia, bajo palos y de la mano de Rhona Lloyd (5-5). España respondió y Diana Gassó efectuó un pase a Marina Bravo que la puso en manos de Bárbara Pla cediéndola a Iera Echebarría que realizó un off load a Patricia García y posó a ras del banderín en el final de la primera parte (10-5).

Escocia volvió con la mentalidad de remontar y llevarse la plaza mundialista

Si en la primera parte el avance español era imparable, en el comienzo de la segunda, la tres cuartos escocesa empezaba a entrar en calor. Con una jugada de punta a punta, Dunbar logró posar en un confuso ensayo, donde el TMO fue fundamental para Marie Lematte a la hora de dictaminar, lográndose así el 10-10.

Si una de las premisas del encuentro era no bajar los brazos, con el marcador empatado, las Leonas sólo podían sacar las garras y rugir. Los cambios y lesiones del XV del Cardo comenzaron a hacer visual la dureza del encuentro. Si Jeanina Vinueza salía, Laura Delgado 'Bimba' avanzaba diez metros.

Anuncios

Que Anne Fernández abandonaba el campo, María Casado a Irene Schiavón ocupaban los alas y Patricia García y Marina Bravo se hacían los medios.

El listón de España no hacía más que subir

El ensayo estaba cerca y ninguna de las Leonas estaba dispuesta a perecer. Tras un avant español y con la ventaja del golpe de castigo de Escocia, el oval le fue devuelto a España que con amagos y cruces falsas de Marina Bravo culminaba en un liberador ensayo que fijaba el resultado en el 15-10.

Tras 80 minutos de infarto, las incorporaciones en el XV de Saioa Jaurena, Anna Ramón e Isabel Macías, la manada más manada que nunca se alzaba con la clasificación para el Mundial de Irlanda 2017. Un broche de oro para una temporada de alegrías del rugby femenino español tras lograr el diploma olímpico en Río y el título de Campeonas de Europa. Campeonas con mayúsculas, como comienzan los párrafos de las historias legendarias: ese legado de 2014 que próximamente veremos en Irlanda 2017.

¡Sí, sí, sí, nos vamos a Dublín!

#WRWC2017