Ganó Nico Rosberg. Ganó el piloto del que Bernie Ecclestone, magnate de la Formula 1 dijo: "Que gane #Nico Rosberg no es bueno para este deporte". Y no es el único que dijo algo así. El ex piloto escocés David Coulthard dijo algo parecido, pese a ser hoy el entrevistador en el podio. Ironías de la vida.

Pero así es, Nico ha ganado y por méritos propios. Se lo merece, pese a no ser tan carismático como su compañero Hamilton. Pese a ser un campeón que inspira poca emoción (su reacción en el podio después de haber ganado el título solo se puede comparar a la de Räikkönen en 2007).

Hoy ha sabido controlar los nervios en una carrera en la que perderlos era muy fácil.

Anuncios
Anuncios

El Gran Premio de Abu Dhabi ha cerrado otro año más la temporada, en un escenario más vistoso que divertido. El circuito de Yas Marina es bastante soso, y solo la imagen de ver anochecer durante la carrera le da algo de atractivo a un Gran Premio que está en el lugar del calendario en el que está gracias a las fortunas de los jeques del país.

La carrera ha estado marcada por el ritmo de Hamilton. Me quito el sombrero ante la estrategia del piloto inglés, rodando a un ritmo extremadamente lento, con el propósito de que los Ferrari y los Red Bull se entrometiesen en la lucha con su compañero. Hamilton ganó la carrera más lenta de su vida posiblemente, y eso, a pocas vueltas del final, desesperó a Rosberg que llegó a decir por la radio que a ese ritmo intentaría adelantar al piloto inglés.

Anuncios

No sucedió, pero por detrás los Ferrari y los Red Bull amenazaron constantemente el título de Rosberg. Y la clave de la carrera, la razón por la que Rosberg mereció la posición que tuvo y a la postre el título fue ese adelantamiento a Verstappen en la vuelta 20. Después de estar varias vueltas viendo por delante al piloto holandés, que no había parado tras tener un trompo en la salida, y ver por detrás a Räikkönen, Ricciardo y Vettel, decidió jugársela ante el piloto más imprevisible y agresivo de la parrilla. Acertó y ganó, aunque el resto de la carrera tuvo que sufrir con Vettel detrás y con el propio Verstappen. Todo por el ritmo endiabladamente lento de Hamilton. Al final el inglés ganó, Rosberg fue 2º y Vettel 3º. Verstappen 4º, Ricciardo 5º y Räikkönen 6º.Un Gran Premio estratégico al límite, en donde imperó el respeto por los contendientes que se jugaban el título.

Ganó Rosberg, 32 años después de que lo hiciese su padre Keke en 1982. Ambos lo hicieron contra todo pronóstico.

Anuncios

El apartado triste y que señala que la Formula 1 ya no solo en España sino en todo el mundo ha perdido tanto interés, es el hecho de que el año que viene el único Gran Premio que se cae del calendario es el de Alemania. Sí, con un campeón alemán y una escuderia campeona alemana, Mercedes. Ver para creer.

Los españoles estuvieron bastante perdidos en todo el Gran Premio, terminando Alonso 10º de nuevo (tanto en la carrera como en el campeonato), y Carlos Sainz, en el que es posiblemente el peor Gran Premio de la temporada, que tuvo que abandonar tras un toque con Jolyon Palmer de Renault. Un desastre el fin de semana de Toro Rosso que ayer sábado clasificaron con Sainz en la posición 21º y con Kvyat en la 17º. Ambos abandonaron hoy.

Por otro lado, una lástima que Jenson Button se despidiera de la Formula 1 teniendo que abandonar. Para mí, sin duda, el piloto más limpio que he visto en la parrilla. Un verdadero gentleman.

Y también la despedida de Felipe Massa con una 9ª posición. No será recordado como un grande de este deporte, pero sí como un tipo con personalidad, que estuvo a punto de ser campeón en 2008.

El 26 de marzo arrancará el Gran Premio de Australia 2017. Hasta entonces... #GP de Abu Dhabi #Fórmula 1