El empate en del derbi de Milán hizo más feliz a la gran enemiga común, Juventus, que los dos equipos en la cancha. Ahora los de Turín cuentan con una ventaja de siete puntos que parece un abismo visto el nivel técnico de los equipos de Serie A.

Si se imaginaba, ahora es realidad, este empate y la derrota de la Roma reflejan que la lucha no es por el título, sino para un puesto en la próxima Champions League con Milán, Roma y Nápoles favoritas, #Inter y Lazio listas para aprovechar los errores de las demás.

El derbi volvió a ser un partido de nivel, con los jugadores dispuestos a morder (agonisticamente hablando) para defender sus colores.

Anuncios
Anuncios

También los aficionados se involucraron y las dos Curvas regalaron espectáculos en las gradas con pancartas y coros. Fue un partido equilibrado entre los dos equipos, ninguno prevaricó sobre el otro, ambos mantuvieron un ritmo de juego intenso y ocasiones de gol que hicieron cantar los espectadores. Lo único que hizo pensar que el Milán tenía el partido ganado fue que la ventaja resistió hasta el último minuto. Además, ambos goles fueron una exhibición de clase y talento del joven español Suso, el gran protagonista tanto en los fallos como en los aciertos.

Sin embargo la 'Loca Inter' nunca se vino abajo. Al primer gol de Suso contestó Candreva con un golazo fruto de un juego colectivo. Tampoco en ocasión de la segunda desventaja bajó de ritmo y de ánimo. Intentó el empate hasta el último minuto, entonces llegó por mano de Perisic que lo celebró con rabia y satisfacción.

Anuncios

También en el banquillo 'neroazzurro' el nuevo entrenador Pioli (de fe interista) celebró el tanto del empate con un profundo abrazo con Gabigol. El brasileño, que costó 30 millones, que todavía no ha sido protagonista de esta Inter declaró luego estar bien y alegrarse por la nueva guía técnica. Todo el banquillo sufrió y apoyó al equipo durante todo el partido, una buena señal para un club que quiere salir de una crisis. Todos parecen involucrados en la causa. Quizá es el efecto derbi, quizá hacía falta una guía interista para llegar a esta sintonía.

Un resultado justo e inmerecido por ambos equipos que merecían los tres puntos. Ningún equipo demeritó, por esto el empate al final es el resultado más correcto pese a no ser el mejor. #Milan #SerieA