En la noche entre el lunes y el martes, el vuelo procedente de #Brasil con matrícula CP2933 se precipitó en la región de Medellin, Colombia. Las autoridades confirmaron que la aeronave transportaba al equipo brasileño Chapecoense Real, que volaba a Medellin para enfrentarse al Atlético Nacional de Colombia en la ida de la final de la Copa Sudamericana.

A la espera de más detalles sobre las causas del accidente, las autoridades han confirmado 75 víctimas y 6 sobrevivientes entre jugadores, equipo técnico y prensa que iba a cubrir el partido. Un verdadero evento extraordinario, ya que el club brasileño de la ciudad de Chapecó, en el estado brasileño de Santa Catarina, milita en la división D de la liga brasileña.

Anuncios
Anuncios

El avión procedía de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, donde los jugadores habían hecho escala. Al aproximarse al aeropuerto José María Cordoba de Medellín sobre las 22 (las 4 de la madrugada en España), perdió el control con la torre de control y se estrelló intentando un aterrizaje de emergencia, cuentan los primeros informes. El avión contaba con 81 personas embarcadas entre pasajeros y personal de la tripulación.

Después de los primeros rescates seis eran los sobrevivientes. Sin embargo, el portero del Chapecoense murió en el hospital elevando el número de las víctimas mortales a 75. Cuando se pensaba que no había más sobrevivientes el equipo de rescate encontró en los escombros al futbolista Hélio Neto todavía con vida. Solo seis personas han salvado la vida y están siendo atendidas por los médicos y enfermeros.

Anuncios

Los futbolistas Alan Ruschel, Hélio Neto y Jakson Follman, la azafata Ximena Suárez, el técnico de avión Edwin Tumiri y el periodista Rafael Henzel.

Entre las víctimas están los pilotos, el equipo de la tripulación, periodistas y los demás miembros del Club Chapecoense. Pocos jugadores ilustres en el equipo, ya que militaba en la división D y que llegaba a la final de Copa Sudamericana realizando un sueño impensable.

Entre las víctimas se encuentra el nombre de Cléber Santana, excentrocampista del Atlético de Madrid y que jugaba en el Chapecoense desde 2015. El entrenador Caio Junior de 51 años, conocido por su larga experiencia en los banquillos también de Flamenco, Palmeiras y Botafogo.

Entre los jugadores que se "salvaron" están también los nueve futbolistas que no fueron convocados para el partido: Nemen, Demerson, Boeck, Andrei, Hyoran, Winck Martinuccio, Moises, Nivaldo y Alejandro Martinuccio, conocido por tener un pasado en el Villarreal en la Liga española.

Muchos han sido los mensajes de condolencias que el mundo del deporte ha enviado al Club.

Anuncios

Entre ellos, el Torino que sufrió la misma tragedia en 1949. Además, el Atlético Nacional, que iba a jugar la Copa contra el Chapecoense, pidió que se tributase el título directamente al Club brasileño tras la tragedia sufrida. #Fútbol #Accidentes