Hoy, sábado 26 de noviembre a las 20:45h, el Valencia CF tiene una cita con el Sevilla FC en el Ramón Sánchez Pizjuán. Ambos equipos se encuentran en polos opuestos de la clasificación, siendo el Sevilla la cara y el Valencia la cruz a estas alturas de la temporada.

El conjunto sevillano llega en un momento de forma increíble en la Liga, pudiendo colocarse segundo si logra alzarse con la victoria en el encuentro de hoy, a la espera de lo que haga el Barcelona mañana en casa de la Real Sociedad y con la clasificación para octavos de la Liga de Campeones bien encaminada, pero no definitiva después de la derrota contra la Juventus del pasado martes.

Anuncios
Anuncios

La llegada de Jorge Sampaoli al club andaluz ha traído ilusión y esperanza para los sevillistas, depositando su confianza en el equipo y siendo recompensados con los buenos resultados que acumula el Sevilla últimamente.

El Valencia, la otra cara de la moneda, llega en un estado al encuentro muy diferente que el de su rival. Con sólo 11 puntos y dos puestos por encima del descenso, el conjunto ché llega al Pizjuán con la difícil misión de alzarse con la victoria. Y es que el Valencia no logra ganar al Sevilla en su casa desde la temporada 2003-2004, cuando Rafa Benítez condujo al conjunto valencianista a ganar la Liga. Desde entonces el Valencia sólo ha logrado 4 empates y ha perdido todos los demás encuentros que ha disputado en el Ramón Sánchez Pizjuán en todas las competiciones. Los de Prandelli necesitan llevarse los tres puntos para alejarse de la zona de descenso, o la hipotética victoria del Sporting contra el Real Madrid podría meterlos directamente en la zona roja de la clasificación.

Anuncios

La afición valencianista necesita más que nunca una alegría, pues últimamente han estado muy dantescas las relaciones con la directiva del club, principalmente contra Peter Lim. Así se pudo ver reflejado con gritos de ‘’¡Peter vete ya!’’ en el partido contra el Granada de la pasada jornada. Después de los cánticos contra su padre, Kim Lim publicó una foto en su perfil de Instagram menospreciando a algunos aficionados del Valencia. La foto y el comentario fueron borrados al ver el revuelo mediático que habían provocado, subiendo una nueva disculpándose por si habían malinterpretado sus palabras.

El partido será duro y muy disputado, pues históricamente hablando el conjunto valencianista no ha concluido un partido en el Pizjuán con los 11 jugadores en el campo desde la temporada 2010-2011. También las aficiones de los dos clubes no tienen buena relación y ya han sido varios los enfrentamientos que se han producido en anteriores citas. Esperemos que este partidazo pueda disputarse sin incidente alguno, dejando la acción dentro del terreno de juego y no fuera. #LaLiga #Fútbol