Después de unas décadas donde los #Deportes extremos han estado al margen e infravalorados, hoy en día se están acercando cada vez más a los deportes clásicos. Un claro ejemplo lo podemos encontrar en los Extreme Games de Barcelona celebrados anualmente o en la futura presencia del skateboarding y el surf en los X Games. 

Como practicante de estos deportes, he podido observar que se ha incrementado su práctica y desde bien pequeños, tanto niños como niñas se inician en estos nuevos deportes con muchas ganas y talento. Actualmente en Barcelona contamos con una serie de escuelas dedicadas al #longboard y al aprendizaje de ello.

Anuncios
Anuncios

Gacias a estos nuevos proyectos, el longboard ha empezado a darse a conocer y eso ha aportado cosas buenas y malas.

Primeramente, hay que destacar que el conocimiento de este nuevo deporte ha sorprendido a aquellos que no lo conocen muy bien, ya que hay una disciplina llamada downhill o descenso de carreteras, en la que los riders descienden largas carreteras de curvas infinitas, a grandes velocidades y con "poca" protección. Sin embargo, lo que los espectadores no saben, es que antes de poder descender carreteras de esa manera, ha habido un largo aprendizaje y perfeccionamiento de la técnica para evitar cualquier problema derivado del rider. Además, se utilizan sistemas de protección como cascos integrales, rodilleras, etc. Por último, también hay que añadir que esta disciplina se hace con un coche detrás del rider que desciende dicha carretera, y con spoters, amigos que se sitúan en curvas con poca visibilidad y en el inicio de la carretera para ir avisando tanto al conductor como al rider a través de walkies y así evitar cualquier problema.

En segundo lugar, gracias al auge de este deporte, muchas localidades han optado por incrementar eventos y competiciones en donde el ayuntamiento o una organización de longboard, protegen un tramo de carretera, normalmente en los Pirineos, para poder practicar el descenso con la mayor seguridad posible.

Anuncios

En estos eventos, se hacen carreras de 4 riders y se va eliminando a los 2 últimos, así hasta llegar a la final a 4. También existen competiciones de freestyle, donde se demuestra la habilidad a la hora de hacer trucos con el longboard y freerider, donde se demuestra la habilidad y la imaginación a la hora de hacer derrapes. Gracias a todas estas organizaciones y ayuntamientos, los practicantes de este deporte pueden disfrutar de lo que más les gusta y eso es algo por lo que siempre estaré agradecido.

Salud y long.