El #Barcelona ha vencido 2-1 al #Sevilla con un fantástico Leo Messi en la segunda parte.

De salida, el Sevilla se comió a un Barcelona muy tímido e irreconocible en la salida de balón. Rifaba balones Umtiti para que en la zona del centro del campo los recogiera N’Zonzi. A partir del francés, el Sevilla se desplegaba con peligro en base a las llegadas de sus laterales, de un Sarabia inmenso y un Vitolo que sigue estando en un momento dulcísimo.

El partido comenzó con los locales presionando todo el campo obteniendo el primer gol en una jugada de contragolpe perfecta. Pase de Sarabia a la carrera de su compañero Vitolo, que ganó en el sprint a Sergi Roberto y definió con mucha clase ante Ter Stegen.

Anuncios
Anuncios

Tras el primer gol del Sevilla, el conjunto blaugrana comenzó a despertar y empezó a jugar, consiguiendo así el gol del empate 3 minutos antes de acabar la primera parte. Comenzó la contra Denis Suárez tras un pase a Neymar; el brasileño tocó a Messi, quien desde la frontal, con un suave toque de interior, la puso junto al palo derecho de Rico.

Al descanso nos encontrábamos tablas en el marcador aunque con una superioridad clara del Barcelona y un Sevilla muy peleón. Ambos equipos tenían tarjeta amarilla. En el caso del Barça se la habían sacado a Neymar y en el Sevilla a Rami, que hizo una durísima entrada.

Tras el descanso, el Sevilla trató de apretarles las tuercas al conjunto visitante, pero a pesar de ello no pudieron evitar que estos metiesen su segundo gol en el minuto 60'. Jugada creada por Messi que asiste a su compañero Suárez para que meta a placer a un Sevilla distraído en defensa. El recital de Leo en la segunda parte fue digno de catálogo.

Anuncios

Apareció por todos los lugares del campo, robó balones, inició el juego, protagonizó jugadas increíbles y a Sergio Rico se le empezó a acumular el trabajo.

Pero el Sevilla estuvo a la altura del reto y no se rindió. El partido volvió a jugarse a un ritmo frenético en el que las ocasiones se sucedieron en cada área. N’Zonzi pudo marcar de córner y Neymar tuvo la puntilla en sus botas, pero Rico volvió a sostener a su equipo, que cayó con todo el honor ante un rival que tiene al mejor jugador del mundo. #Fútbol