El #Real Madrid, a pesar de mantenerse invicto en todas las competiciones y ser el actual líder de La Liga Santander, no pasa por su mejor momento. El bajo rendimiento de dos de sus principales estrellas, Cristiano Ronaldo y Karim Benzema, las ausencias de jugadores como Casemiro y Modric y el poco acierto táctico de Zinedine #Zidane han llevado al equipo de Concha Espina a cuajar partidos deplorables. Sólo la garra, el espíritu de lucha y la suerte han sido capaces de apartar los fantasmas del mal juego y traer buenos resultados, pero un club de esta magnitud no debería conformarse con eso.

Los próximos partidos que tiene que afrontar el Real Madrid son las etapas de montaña, como si de ciclismo se tratara.

Anuncios
Anuncios

En Liga se enfrenta a los tres aspirantes al título. Este fin de semana nada más y nada menos que un derbi madrileño en el Vicente Calderón, con las dudas tácticas todavía en el aire, aunque afortunadamente para los blancos vuelve Modric. Dos semanas después visita el Camp Nou, quién sabe si como líder o ya relegado a una posición más baja. Otras dos semanas después juega contra el Sevilla en el Sánchez Pizjuán, otra batalla tremenda. En la Champions League más de lo mismo, visita al Sporting de Lisboa, que ya le causó muchos problemas en el Bernabéu, y recibir al Borussia Dortmund, uno de los equipos más fuertes de Europa.

Este tramo de escaladas es el que determinará si el Real Madrid está preparado para luchar por los títulos de esta temporada o si es simplemente un púgil venido a menos que debería replantearse su sistema táctico y la relevancia de los jugadores que conforman su plantilla.

Anuncios

Muchos dedos señalan a Zidane como el culpable. Se le achaca que ponga de titular a jugadores que están en su peor momento, como es el caso de Cristiano Ronaldo y de Benzema, o su incapacidad para contrarrestar las ausencias de Modric y Casemiro, dos jugadores fundamentales para la columna vertebral del Real Madrid. Lo cierto es que, de momento, los resultados sonríen a Zidane, así que habrá que esperar hasta que pasen estas etapas de montaña para saber si el equipo blanco va por buen camino o necesita un cambio. #LaLiga