Ya desde el inicio, con un retraso de 10 minutos en la salida emitido por el director de carrera, se auguraba un gran premio algo peculiar. La salida comenzaba detrás del coche de seguridad, algo bastante cuestionable más allá de los motivos de seguridad. Desde hace algunos años, la presencia de la lluvia desde el inicio de la carrera hace que se comience detrás del Safety Car. Y sí, en cierta ocasión, se debía comenzar así pues las condiciones de la pista estaban delicadas pero en otras ocasiones se ha pecado de exceso de conservadurismo por parte de la FIA. Así que, en esta ocasión no iba a ser menos, y el coche de seguridad se mantuvo en pista durante siete vueltas.

Anuncios
Anuncios

A partir de ahí, una carrera caótica y lluviosa nos aguardaba.

Durante las 71 vueltas que duraba el gran premio, vimos banderas amarillas, rojas, cambios de neumáticos de extremos a intermedios y viceversa, pit-lane cerrado por dos ocasiones a causa de accidentes, safety car. Muchas dificultades para los neumáticos Pirelli, pues es el principal culpable de los parones durante el gran premio. La casa suministradora de neumáticos no ha sido capaz de achicar toda el agua que había en pista con el compuesto extremo y, por ende, con el intermedio.

A pesar de ello, #Hamilton se aferró a la primera posición todo el gran premio e hizo sus deberes, pues obtuvo los 25 puntos necesarios para que se decida el título de pilotos en Abu Dhabi. Más difícil lo tuvo el líder del mundial que acabó segundo y dando las gracias a la equívoca parada de Verstappen para cambiar de neumáticos, pues el holandés le había adelantado con bastante facilidad.

Anuncios

A pesar del error de Red Bull, supo remontar y, de qué manera por cierto, acabó en tercera posición.

En cuanto a los españoles, Carlos olió a podio en un momento dado de la carrera pues rodaba cuarto y se acercaba a Pérez con el cuchillo entre los dientes, pero la remontada colosal de Max esfumó su sueño y con Vettel que acabó por delante de él. Fernando no tuvo el día en una carrera dificilísima para los de Woking, estuvo rodando en la zona de puntos la mayor parte de la carrera pero un trompo subiendo la recta principal casi lo deja K.O. a pocas vueltas del final. Acabó décimo sumando un puntito valioso para su cuenta particular.

Entre los accidentados, Massa fue el más dolido quien salió ovacionado hasta su box por el público y equipos rivales. A éste hay que sumarle Kimi, Ericsson, Palmer, Gutiérrez y el pobre de Grosjean, quien estrelló contra el muro su monoplaza antes de comenzar la prueba. #BrazilGP #Fórmula 1