Entrenar a un club como el #Real Madrid supone un esfuerzo extra. La exigencia es máxima, y Zinedine #Zidane, lo sabe. El técnico francés está en estos momentos contra las cuerdas. Los merengues ocupan ahora mismo el segundo puesto de la tabla con quince puntos por detrás del Atlético de Madrid. Los altos cargos del club comienzan a inquietarse tras los malos resultados cosechados ante Las Palmas, Eibar y Borussia Dortmund. El próximo partido ante el Betis es una nueva prueba para “Zizou”. Recordemos que el partido es el sábado a partir de las 20:45 horas.

¿Quién confía plenamente en Zidane y le quiere al 100%? Además de los aficionados, la mano derecha del entrenador, siempre ha sido Florentino Pérez.

Anuncios
Anuncios

El presidente era quien tomaba la decisión el año pasado de que se encargara del primer equipo, pese a no tener experiencia en primera división. La temporada anterior, las aguas se calmaron con la consecución de la undécima Champions League, pero siempre se espera más de un club de estas características. Ganar es la única palabra que existe en el diccionario del Madrid y si los resultados no llegan, el ambiente seguirá en tensión.

Todas las miradas puestas en Zidane

Cada paso que el técnico francés da con el Real Madrid se mira con atención. Ya no nos estamos refiriendo a la directiva, los jugadores, los aficionados, sino también a la prensa, que se alimenta diariamente de cada gesto, mirada, actitud y respuesta de Zidane. Todo se analiza para después, dar paso a las críticas.Constructivas o no, el míster siempre está en el ojo del huracán.

Anuncios

¿Hace bien “Zizou” en continuar con la “#BBC” siempre en ataque? ¿Son intocables Bale, Benzema y Cristiano? ¿Por qué no confía en jugadores más jóvenes para darles más minutos? Los aficionados merengues empiezan a perder la paciencia y así lo demostraron en el encuentro con el Eibar. Ellos confían plenamente en Asensio y Lucas Vázquez. Sin embargo, Zidane sabe que sentar en el banquillo a jugadores de ese nivel, puede acarrearle problemas en el vestuario y se mantiene cauto.

Aunque, no todo está perdido para Asensio. Así es como lo describe su entrenador: “nos va a dar mucho porque es muy completo: tiene gol, pase, visión de juego... Sabe que no va a jugar todos los partidos, pero le veo muy bien", afirmó.