Los trabajadores de los cuerpos de seguridad del #Real Madrid ya sabían a quién se enfrentaban. Los hooligans del Legia Varsovia son los más violentos de Europa y han protagonizado de nuevo incidentes violentos en los aledaños del Santiago Bernabéu. Al igual que hacían en el enfrentamiento contra el Borussia Dortmund, con una invasión por la fuerza a una zona restringida, en esta ocasión, ha habido un total de doce detenidos.

Dos mil personas estaban trabajando por velar por la seguridad de los aficionados y han tenido que emplearse a fondo disparando balas de goma ante las botellas de vidrio lanzadas por los polacos. ¿Es esto fútbol? No, no lo es.

Anuncios
Anuncios

Esto es violencia con mayúsculas.

La Delegación de Gobierno ha sido la encargada de confirmar el número final de detenidos, doce, tras estos actos vandálicos en el estadio del Real Madrid. Los servicios médicos del SAMUR se encargaron de atender a dos policías, cinco aficionados y siete heridos.

Cronología de los incidentes en el Bernabéu

El encuentro de Champions League no comenzaba hasta las 20:45 horas de la noche, horario habitual de las grandes noches europeas. Sin embargo, los ultras del Legia, comenzaban a reunirse varias horas antes. A las seis de la tarde llegaban a la estación de metro de Sol para acceder al mismo y que posteriormente, les llevaría directamente al estadio. El trayecto se desarrollaba sin violencia alguna, al estar vigilados en todo momento por la policía.

¿Dónde tenían pensado reunirse los aficionados del #Legia Varsovia? En la Avenida de Brasil, a escasos 400 metros del Santiago Bernabéu.

Anuncios

Una vez allí, empezaron los disturbios. Los hinchas de dedicaron a robar bufandas y comida de los puestos que hay justo antes de acceder al estadio e incluso las cámaras de varios reporteros.

Los actos violentos más graves se iniciaron en la calle Rafael Salgado cuando los hooligans del Legia decidieron tirar botellas de vidrio. Las fuerzas de seguridad respondieron con el lanzamiento de balas de goma. Estos contratiempos también tuvieron su repercusión habitual para los aficionados del Madrid que no podían entrar con libertad al Bernabéu. El caos reinaba en el ambiente. Tras varios minutos de tensión, la policía lograba controlar la situación mediante el acorralamiento de los aficionados violentos del Legia.

Bien entrada la noche, tres hinchas del Legia, fueron detenidos por los estropicios causados en un bar situado en La Latina. Habían intentado agredir a varias camareras del local. #ChampionsLeague