Tal día como hoy, en 1986, Fernando Martín se convertía en el primer jugador español en debutar en la #nba, algo impensable en aquella época donde las diferencias entre el #Baloncesto estadounidense y el europeo eran abismales. Martín fue el segundo europeo, solo superado por el búlgaro Glouchkov, en llegar allí sin haber pasado previamente por ninguna universidad estadounidense, siendo un pionero del deporte español y ejemplo a seguir para todos los demás jugadores que han ido desembarcando allí posteriormente.

Ya desde los Juegos de Los Ángeles´84, la idea de Martín era aterrizar en la NBA, existiendo interés en algunas franquicias estadounidenses que ya auguraban que el futuro residía en abrir las fronteras al baloncesto europeo.

Anuncios
Anuncios

Una de esas franquicias fueron los míticos Lakers, aunque finalmente fueron los Nets de New Jersey quienes se hicieron con sus derechos en el draft de 1985. A pesar de ello, los Nets no fueron el destino final de Martín, ya que acabaría formando parte de la plantilla de los Portland Trail Blazers tras jugar otra temporada en España.

El 31 de octubre de 1986, en un partido jugado en casa ante los Supersonics de Seattle, Martín debutaría oficialmente, jugando algo más de dos minutos, cuando el partido estaba totalmente decantado a favor de los visitantes. A partir de ahí, se convertiría en un jugador de banquillo, disponiendo de pocos minutos a lo largo de la temporada, principalmente porque su técnico, Mike Schuler, aún se mostraba reacio a concederle minutos en detrimento de otros jugadores formados en EE.UU. 

La temporada de los Blazers acabaría pronto en playoffs, aunque el equipo dio un salto de calidad considerable con respecto al año anterior, alcanzando las 49 victorias.

Anuncios

Martín, quien había arrastrado problemas físicos, se planteó la posibilidad de regresar al Real Madrid en vista de que su protagonismo en la plantilla era muy reducido, algo que se consumó para el inicio de la temporada 1987-88.

Sin embargo, él consiguió algo que en aquella época era impensable para un jugador europeo, enfundarse la elástica de una franquicia NBA y tener la posibilidad de competir con los mejores en la mejor liga del planeta. Él dio el salto antes que los Petrovic, Divac, Kukoc, Volkov, Sabonis o Paspalj y sirvió de referente para todos los jugadores españoles que han ido llegando a la NBA, empezando por Pau Gasol en 2001. Un pionero. #Deportes