Los aficionados del Real Madrid, todavía no han tenido tiempo de recuperarse de la brillante victoria de este fin de semana en liga frente al Betis por 1 a 6 goles. Isco se coronaba como jugador más importante de la noche con dos magníficos tantos. Ahora, toca hacer borrón y cuenta nueva, para enfrentarse al #Legia Varsovia en #Champions League. El partido pertenece a la tercera jornada de la fase de grupos y los antecedentes del rival de los blancos no son del todo tranquilizadores, ya que se trata del club más violento de Europa. ¿Qué se encontrarán los madridistas en su estadio?

El conjunto polaco lleva 20 años sin participar en Champions, pero, ya han comenzado a hacer de la suyas ante el Borussia Dortmund.

Anuncios
Anuncios

Los hoolingans del Legia eran castigados por la UEFA debido a una invasión por la fuerza a un área destinada, específicamente, para los aficionados considerados como rivales. Como no podían acceder, se les ocurrió la idea de rociar con gas pimienta a los trabajadores de seguridad del estadio. La sanción ha estado a la altura de las circunstancias, ya que la UEFA ha dictaminado que el próximo encuentro ante el #Real Madrid en su estadio, se haga a puerta cerrada.

Los “Teddy Boys 95” encenderán el Bernabéu

A los hinchas problemáticos del Legia Varsovia se les conoce con el nombre de “Teddy Boys 95”. Su currículum violento no tiene fin. Se les califica como: racistas, antisemitas y ultranacionalistas. Con estas referencias previas, el encuentro en el Santiago Bernabéu se prevé que tenga movimiento.

Anuncios

Para ello, desde el club, han tomado cartas en el asunto reforzando la seguridad al máximo. Normalmente, para una cita europea de estas características, acuden un total de 1.500 trabajadores de seguridad, a los que añaden otros 500, que hacen 2.000. Pero, en esta ocasión y tras las informaciones recibidas, alrededor de 700 efectivos del Real Madrid también participarán en las labores de seguridad.

En el Madrid quieren que sus aficionados disfruten de una noche de Champions League sin ningún tipo de complicaciones adicionales. Para ello, también han pensado en que trabajen efectivos de seguridad privada, que controlarán en todo momento el área específica donde se colocará la afición visitante. Está previsto que viajen 3.500 seguidores polacos a animar al Legia. Esperemos que el partido se desarrolle sin incidentes.

En lo meramente deportivo, el Real Madrid está preparando el choque con la principal novedad de James Rodríguez, que está trabajando igual que el resto de sus compañeros. Recordemos que Zidane no podrá contar con Ramos, Modric y Casemiro. Mañana a las 20:45 tenemos una cita con la Champions League, Real Madrid vs Legia Varsovia.