“Yo quería ser jugador del baloncesto”. Con estas palabras nos da la bienvenida en su página web. El sueño de Sergio #Llull se está cumpliendo a la perfección. El jugador del Real Madrid despierta pasiones al otro lado del charco al ser considerado como el segundo mejor jugador de los denominados como “no #nba”. Sin embargo, “el aeroplano de Mahón” no quiere dejar la capital de España. Prefiere seguir jugando con los merengues que dar el salto hacia la mejor liga de baloncesto del mundo. ¿Por qué no quiere irse a Estados Unidos? ¿En qué piensa Llull?

El increíble Llull” tiene muy claras cuáles son sus prioridades en la vida. Está feliz en Madrid y aquí seguirá ampliando su currículum deportivo cosechando un éxito tras otro.

Anuncios
Anuncios

En la actualidad, hay diez jugadores españoles que están jugando en la liga americana de baloncesto, como los conocidos hermanos Gasol. Pero Sergio tiene la vida perfectamente organizada con su familia y mejores amigos que, curiosamente, no tienen relación alguna con el baloncesto.

Llull, líder dentro y fuera de la cancha con el Madrid

Parece que solamente nos fijamos en la faceta meramente deportiva de los deportistas de alto nivel como Sergio Llull. ¿Cómo es el de Mahón cuando no está jugando a su deporte favorito? Está atento a todo lo que sucede. Siempre quiere ayudar. Sus acciones son fundamentales para que el equipo esté al máximo nivel. Como ejemplo, para que lo comprendamos mejor, si algún familiar o amigo no puede acudir y necesitan entradas para ver el encuentro, Llull aparece al rescate para ayudar a los suyos.

Anuncios

La confianza que tiene Pablo Laso en el jugador balear es máxima. El técnico del #Real Madrid Baloncesto sabe qué hacer cuando hay que hacer equipo y hablar con sus compañeros en los momentos difíciles. El apodo del “increíble Llull” le viene como anillo al dedo. Su fortaleza física y mental le delatan.

El romance con la NBA comenzaba en 2015 cuando Houston Rockets insistía una y otra vez. “Fue una decisión difícil, la NBA es muy tentadora”, declaraba Llull. Pese a que ya ha tomado la decisión definitiva, los directivos de Houston hacen visitas periódicas por la capital de España para ver si pueden hacerle cambiar de opinión. Tendremos que esperar a que termine la temporada con el Real Madrid y así saber lo que pasa finalmente.