La Formula 1 volvió a México este fin de semana, después de su regreso al calendario el año pasado. El autódromo Hermanos Rodríguez esperaba con las gradas a rebosar y con un público muy animado la llegada de un Gran Premio que podía ser definitivo. Nico Rosberg podía proclamarse este fin de semana campeón del mundo de haber ganado y su compañero Hamilton haber abandonado. Pero no fue así.

El sábado Lewis #Hamilton marcó la Pole Position con bastante superioridad sobre el resto, y su compañero Nico Rosberg alcanzó la segunda posición sufriendo para superar a los Red Bull.

Ya el domingo, la carrera comenzaba con polémica.

Anuncios
Anuncios

Hamilton se saltaba la primera curva y ganaba metros de distancia con respecto a sus perseguidores (ni siquiera fue investigado por ello), mientras que Rosberg también se salía luchando con Verstappen, manteniendo posición con el piloto de Red Bull. Ricciardo se tocaba con Vettel como sucediese el año pasado. El piloto australiano de Red Bull tendría que entrar en boxes y reparar un pinchazo. Además por detrás los españoles también tuvieron lo suyo cuando Carlos Sainz echó de la pista a Alonso. Penalización justa para el piloto madrileño.

La carrera se desarrolló bastante plana, sin grandes adelantamientos (para el recuerdo la actuación de Pérez, clavado toda la carrera detrás de Massa. Imposible adelantar al coche más rápido de la parrilla en recta). 

Verstappen se descubría con un gran ritmo mientras que Ricciardo por detrás remontaba a marchas forzadas.

Anuncios

El joven piloto holandés plantaba cara en cuanto a ritmo a un Nico Rosberg o muy conservador en carrera o perdido en cuanto a ritmo en comparación con su compañero Hamilton. O quizá una mezcla de ambas cosas. Verstappen llegó a contactar con el piloto de Mercedes e incluso a intentar un adelantamiento demasiado optimista. Este hecho marcaría su carrera en las últimas vueltas. Porque con su ímpetu juvenil en esta actuación había descuidado sus neumáticos. Vettel y Ricciardo se acercaban peligrosamente. En una carrera sosa como ésta (acorde al trazado) la pimienta estaba servida para el final.

De Vettel decir que sus críticas por la radio ya han pasado un límite. A parte de insultar por la radio a los pilotos doblados y de quejarse constantemente, el alemán hoy superó una barrera al insultar directamente al director de carrera, Charles Whiting. Fuck you Charles, fueron las palabras que todos los espectadores pudimos oír. Lamentable imagen.

Verstappen, Vettel y Ricciardo contactaron finalmente a falta de 3 vueltas para terminar la carrera.

Anuncios

Vettel intentó el adelantamiento, pero Verstappen se saltó la curva (sí, como así hiciera Hamilton), y fue sancionado con 5 segundos, perdiendo el podio al finalizar la carrera. Ricciardo intentó el adelantamiento sobre Vettel (un toque, con pinchazo incluido en la primera vuelta les volvía a unir al final de la carrera: pobre imagen del Ferrari), que tampoco se fraguó. Se volvieron a tocar ligeramente. Finalmente, Vettel estuvo en el podio acompañando a los dos Mercedes. 

En definitiva, un Gran Premio polémico, poco vistoso y que tuvo su atractivo y diversión en los despachos. Los neumáticos elegidos por Pirelli han marcado una carrera parca en cuanto a estrategias.

Verstappen vuelve a destacar como el piloto que anima las carreras constantemente y, su compañero Ricciardo, como un corredor sensacional- su remontada no ha sido subrayada como se merece, en mi opinión.

En 15 días llega el Gran Premio de Brasil. Penúltima carrera de la temporada. #GP de México #Fórmula 1