Suzuka es uno de los mejores circuitos de la temporada. Su trazado, en donde imperan las curvas rápidas e importantes rectas, hace que la mezcla entre aerodinámica y motor tenga que ser muy equilibrada, y difícil de calibrar (que se lo digan a Mclaren). Un circuito estrecho, en donde es difícil adelantar y que además supone un importante esfuerzo físico para los pilotos, aún estando lejos de los niveles de los últimos dos grandes premios, Singapur y Malasia.

Este fin de semana, Rosberg ha dominado de manera imperial, pese a hacer ayer la pole por menos de una décima de diferencia con respecto a su compañero. Ha dominado todas las sesiones que se han disputado, y durante la carrera no ha sufrido en ningún momento.

Anuncios
Anuncios

Un fin de semana de diez, en el que suma su novena victoria de la temporada y en el que su cara va adoptando el cariz de campeón del mundo. No obstante, Max Verstappen en el podio le dijo lo siguiente:¿Qué, has ido conduciendo con el codo por fuera?. Rosberg aventaja a su compañero ya en 33 puntos.

Y es que su rival por el título, Lewis Hamilton, volvió a protagonizar una salida horrorosa. De 2º a 8º en lo que es una de las peores salidas de la temporada para él (y mira que tiene competencia). De escapársele el mundial, no podremos dejar de pensar en el alto porcentaje de culpa en ello que tuvieron las salidas. Algo incomprensible en el inglés, que remontó después de un primera parte de carrera conservando neumáticos, hasta la tercera posición. Gracias a la labor de un Renault pudo salir de boxes alcanzando la cuarta posición.

Anuncios

Después vendría la batalla con Vettel, en donde el de Ferrari, pese al buen ritmo, salió perdiendo víctima de otra mala estrategia de carrera y de los doblados. La siguiente parada era Max Verstappen, al que no consiguió adelantar. Por tanto, #Nico Rosberg primero, Max Verstappen fue segundo y Lewis Hamilton tercero, que cerró el podio.

La carrera destacó por su limpieza en todo el momento: con los dedos de una mano se cuentan las salidas de pista (hubo una o dos banderas amarillas, algo inaudito), no hubo ningún toque, ni abandonó de ningún piloto.

El fin de semana nos deja el desenlace del Campeonato de constructores, en donde Mercedes consigue por tercer año consecutivo el título

En cuanto a los demás equipos, Ferrari demostró tener un mejor ritmo de carrera que Red Bull, pese a no acabar en el podio por otra mala decisión estratégica. A Vettel se le vio quejándose continuamente de los doblados, otra vez.

Red Bull, una de cal y otra de arena. Muy bien Verstappen controlando la segunda posición con mucha madurez, y muy decepcionante Daniel Ricciardo, el ganador de la anterior carrera en Malasia que fue 6º.

Anuncios

Force India se asienta como el primero del resto de equipos y detrás Williams (Pérez 7º, Hulkenberg 8º, Massa 9º y Bottas 10º)

Decepción máxima en Mclaren, con Alonso 16º y Button 18º. Parece que les cambiaron al coche del año pasado para esta carrera, sin duda la peor en lo que llevamos de año para la escuderia inglesa. Esperemos que sea, como dijo el asturiano, que no entendieron el circuito para las características del coche.

Y más de lo mismo para Toro Rosso, en donde Carlos Sainz con un 17º lugar nunca aspiró a los puntos y su compañero Kvyat 13º, aunque mejor, también estuvo lejos. Un equipo en horas bajas.

La siguiente parada será en 15 días en el GP de Estados Unidos en Austin, lugar en donde el año pasado Hamilton se proclamó tricampeón del mundo, en una de las mejores carreras que se le recuerdan al inglés.  #GP de Japón #Fórmula 1