Apuntaba a ser uno de los partidos de la jornada, y aunque ha podido defraudar al espectador parcial, seguro que colchoneros y sevillistas han vivido como una final el encuentro de hoy. Muy disputado en todas las facetas del juego, el encuentro no se ha decidido hasta el final.

El duelo no decepcionó en cuanto a emoción. Desde los banquillos hasta la grada, pasando por los jugadores, en el ambiente se notaba que no iba a ser un partido más porque ambos se estaban jugando el liderato momentáneo de la Liga Santander. El partido comenzó con una presión muy alta del Atlético y con un Sevilla, que lejos de agobiarse y lanzar balonazos arriba, intentaba sacar la pelota jugada gracias a las ayudas constantes en la salida de balón de Vitolo, Nasri y el 'Mudo' Vázquez.

Anuncios
Anuncios

Las primeras ocasiones eran para el Sevilla, aunque el Atletico a la contra con un Gameiro como máximo exponente ofensivo también creaba peligro. Se vio menos a Griezmann y a Carrasco que en otras ocasiones y eso le pesó mucho a un Atlético que no era capaz de materializar en oportunidades claras sus llegadas al área. Seguramente era la idea inicial de Simeone, renunciar al balón y buscar la contra pues el ataque lo conformaban Carrasco, Correa, Gameiro y Griezmann. Cuatro jugadores que no necesitan entrar mucho en contacto con el balón para crear peligro.

En la segunda parte el Sevilla estuvo más acertado aún en sus llegadas al área y un salvador Oblak impidió que el club hispalense se adelantase antes en el marcador por mediación de Vitolo, que desde dentro del área empaló un buen centro desde la banda.

Anuncios

Si antes era Oblak, pocos minutos después fue el poste izquierdo el encargado de evitar que Nasri abriese el marcador. Fue sin embargo una enorme cabalgada de N'Zonzi, posible gracias a un extraordinario pase de Vietto, la jugada que desequilibró el encuentro. El francés se plantó delante de Oblak dejando atrás a toda la zaga atlética y definió como un delantero, cruzada abajo.

El Atlético no tuvo entonces capacidad de reacción y la expulsión de Koke por doble amarilla terminó de matar al conjunto del Cholo. Un 1-0 final merecido, ya que el Sevilla fue el único equipo que dio la sensación de ir en todo momento a por el partido.

Con esta victoria el Sevilla se planta como líder en solitario a expensas de lo que haga hoy el Real Madrid ante el Athletic. Sin duda alguna, con 9 jornadas disputradas hasta ahora, el Sevilla se ha destapado como candidato para pelear por los puestos altos de la tabla y aunque todavía es pronto tendremos que estar atentos a sus actuaciones. #Fútbol #Deportes Madrid #Deportes Sevilla