El Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid vivía ayer una noche mágica de baloncesto al más puro estilo norteamericano. El #Real Madrid vencía a #Oklahoma City Thunder por 142 a 137 en la prórroga de este partido amistoso que forma parte de la gira europea de la NBA. El héroe local de la noche fue Sergio #Llull. “El aeroplano de Mahón” ha demostrado una vez más su fuerza dentro de la cancha gracias a un triple anotado a tablero al final del segundo cuarto. El resultado en esos momentos era de 50 a 65 para los Thunder. Diferencias numéricas todavía había, pero ganas de ganar, también. ¿Qué fue lo que llevó a los vikingos a la victoria?

El Real Madrid de baloncesto defendía muy bien desde el inicio del tercer cuarto y, principalmente, en la última parte y la prórroga.

Anuncios
Anuncios

Una buena defensa es la base de un buen ataque. ¿Quién iba a pensar que Oklahoma perdería? Nadie, ¿verdad? Los jugadores de la NBA parecen invencibles pero, a veces, el deporte nos da estas sorpresas que hacen que los aficionados crean en sus campeones. Sin embargo, debemos recordar que los Thunder todavía están a medio gas. La temporada no comienza hasta el 25 de octubre.

Llull sí que puede con Oklahoma City Thunder

El guión establecido del encuentro era el esperado al inicio del mismo. En sólo cinco minutos, la diferencia era de 12 a 16 con Víctor Oladipo como principal protagonista para los Thunder. El base de Maryland llevaba ya ocho puntos. Otro jugador que no podía faltar en la fiesta del baloncesto americano era Russell Westbrook. Pero, el Madrid, también se defendía gracias a Carroll, Doncic y Hunter.

Anuncios

Terminaba así el primer cuarto con un marcador de 22 a 35. ¿Estaba todo perdido?

El encargado de hacer que la diferencia no aumentara sería Llull. El menorquín anotaba 11 puntos e intentaba que la diferencia de puntos no aumentase. El Palacio estaba recuperando poco a poco la sonrisa gracias a “El increíble Llull”. El triple anotado al final del segundo cuarto les daba mucho oxígeno a los madrileños. Nos íbamos al descanso con un 50 a 65 para los Thunder.

En el tercer cuarto el Real Madrid tenía las ideas muy claras. Rudy Fernández y Sergio Llull serían los encargados de echarse el equipo a sus espaldas. Debemos destacar también la buena actuación de Trey Thompkins que anotaba cuatro triples y 16 puntos. El marcador era ya más asequible para los merenges con un 79 a 88 en el minuto 34.

Gracias a las mejoras defensivas, el Real Madrid de baloncesto parecía tener el partido encaminado. Aunque no sería hasta el primer minuto del último cuarto, cuando empezaban a apretar. El resultado era de 94 a 99. Carroll anotaba en un lanzamiento de tres puntos a sólo seis minutos y medio para dar por concluido el encuentro. Finalmente, Sergio Llull empataba el partido con un nuevo triple. Estaban empatados a 126 en el minuto 48.

Ya en la prórroga, el triple de Othello Hunter daría la victoria final a los blancos. El Real Madrid vencía por 142 a 137.