Marc Márquez, con sólo 23 años, es el piloto más joven de la historia del motociclismo que suma tres títulos de la máxima cilindrada. Con el de hoy ya tiene en su haber tres entorchados en #MotoGP (2016, 2014 y 2013), uno en Moto2 (2012) y otro en 125cc (2010). Para poderse coronar como campeón este fin de semana en MotoGP, tenía que suceder una carambola muy complicada, pero la diosa de la fortuna o quizás el gato japonés de la suerte que llevaba impreso en su casco se la dio. 

Hablando del fin de semana, las cosas no empezaron nada bien para el equipo #Repsol Honda por el abandono el viernes por lesión de Dani Pedrosa, incluso Marc Márquez tuvo algún susto.

Anuncios
Anuncios

Hubo muchas caídas y Marc tenía que ir con mucho cuidado de no hacerse daño. El sábado su ritmo por vuelta fue el mejor, aunque la pole se la llevó Valentino Rossi, utilizando la vieja táctica de rebufo de Marevick Viñales, pero todo estaba por ver en la carrera del domingo.

El domingo a las 07:00 horas de la mañana tuvimos que madrugar para poder ver la carrera en Japón, aunque valió la pena ver el "carrerón". Jorge Lorenzo se puso en cabeza tras un pequeño error de Marc Márquez y cogió unos metros de ventaja. El piloto de Cervera no estaba por la labor de dejar escapar a Lorenzo y su ritmo indicaba que iba a conseguir atraparlo y así fue.

Tanto Rossi como Lorenzo fueron viendo que Márquez se les iba distanciando, marcando vueltas rápidas y aquí estuvo el deselance del mundial, cuando Valentino se fue al suelo dejando al "93" el título en bandeja de plata.

Anuncios

Pero para que se diera esa circunstancia Lorenzo no podía subir al podio. Y sucedió lo increíble, Lorenzo se fue al suelo quedando 5 vueltas para la conclusión del Gran Premio de Motegi. Para el equipo de Repsol Honda fueron 5 vueltas interminables e incluso le indicaron a Márquez que aflojara el ritmo para no tener ningún tropiezo en esos 5 giros.  

La carrera finalizó con Marc Márquez en cabeza, en segunda posición Andrea Dovicioso y en el tercer cajón Marevick Viñales. Sin duda, con la juventud que tiene el piloto, puede llegar a alzarse con muchos más campeonatos. Este año ha mejorado en madurez y es el único piloto que ha puntuado en todas las carreras, sin hacer ningún 0. Tanto Rossi como Lorenzo abandonaron en cuatro carreras y esas estadísticas penalizan mucho para poder ganar un mundial.

Disfrutemos del vídeo con los mejores momentos de la carrera del Gran Premio de Motegi.

#Marc Marquez