El pasado 4 de enero, Zinedine #Zidane tomó los mandos de ese transatlántico llamado Real Madrid. Considerado uno de los mejores jugadores de la historia, tiene ante sí un nuevo reto, triunfar en uno de los banquillos más inestables del mundo.

Poco después del nombramiento del francés como entrenador, los comentarios y opiniones se sucedían. Jorge Valdano en declaraciones efectuadas al diario El País, opinaba que: “Zidane es un buen tipo, pero eso no se sabe si es bueno o malo para esta profesión”. Por otra parte Raymond Domenech, que fue entrenador de Zidane en la selección francesa subcampeona del mundo en 2006, afirmaba para Le Monde: “No es una estrella sin problemas, él no es un buen tipo, es capaz de cualquier cosa.”

¿Qué Zidane nos espera en el banquillo blanco?

Para comprender al francés, tenemos que centrarnos en el pilar fundamental que le ha acompañado desde su juventud.

Anuncios
Anuncios

Hablamos de Véronique Fernández, su esposa, siempre fiel y comprometida con la carrera de Zinedine. Como ella misma afirmó en una entrevista concedida al periódico italiano La Stampa: “Yo siempre he seguido sus pantalones en todos estos años, y he sido muy feliz de hacerlo. Valió la pena abandonar la danza clásica por él, créame”.

Podríamos definir el peso de Véronique en la vida del francés con la frase del presidente de la Juventus, en el año que Zidane fichó por el #Real Madrid. Estas fueron las palabras de Giovanni Agnelli: “Quiero tener a Zidane, pero su mujer es la que manda. El problema es ella y yo no puedo hacer nada al respecto. Zidane está bajo el control de su esposa.”

En el documental Como un sueño, Véronique confiesa que el comienzo de su relación fue realmente complicado, porque ambos eran muy tímidos y asegura: “Zidane maduró muy pronto por el hecho de tener que abandonar su casa a temprana edad y lo más importante para él era la familia, tener muchos niños”.

Anuncios

La familia. El factor más importante de la vida del francés. Enzo, Luca, Theo y Elyaz son sus 4 hijos.

Los valores que Zidane intenta inculcar a los suyos pasan por la figura de Enzo Francescoli, referente de Zizou por su idea de nobleza, trabajo y esfuerzo. La importancia de Francescoli, queda plasmada en la frase que Zidane pronunció para el diario El País en el año 2010: “Sin saberlo, Enzo me ayudó para todo. Cuando tienes 14, 15, 16 años... Es la peor edad. Te preguntas qué vas a hacer, contestas a tu padre, te juntas con quien no debes y eres fácilmente influenciable. Ahí tienes que tener algo a lo que aferrarte para concentrarte en algo importante. Para mí, fue Enzo”.

Pero su lado más oscuro apareció en los terrenos de juego, cabezazos, protestas, insultos, expulsiones y encontronazos cara a cara (incluso arañando) con el entrenador del Barcelona, Luis Enrique.

Además de los malos comportamientos en el terreno de juego, la vida de Zidane ha ido de la mano de varias polémicas. Por ejemplo, su confesión acerca del consumo de creatina cuando militaba en la Juventus, aunque no se consideraba una sustancia prohibida en Italia.

Anuncios

Si nos adentramos un poco más, descubrimos que el entonces médico del equipo, Riccardo Agricola fue, primeramente condenado a 22 meses de cárcel por “fraude deportivo, incluido el presunto uso de EPO, y suministro a los jugadores de fármacos de forma peligrosa para su salud”, aunque fue absuelto finalmente. Por otra parte, Johnny Hallyday rockero francés, habló de la asistencia de Zidane a una clínica suiza especializada en la oxigenación de la sangre en 2006.

Centrándonos en su etapa como entrenador, son varios jugadores que estuvieron a sus ordenes en el Real Madrid Castilla, los que afirmaron para el diario El Mundo que: “Habla muy poco y, en ocasiones, no dirige la palabra al jugador”. Otro episodio polémico, el nombramiento de Enzo, su hijo, como capitán del Castilla en su primer año en el equipo, decisión que muchos no dudaron en calificar como injusta.

¿Que versión del francés veremos cuando las cosas se tuerzan? Zinedine Zidane, todo un genio con dos caras. #Fútbol