La #Fórmula 1 llega a Singapur. Increíble circuito nocturno que alumbra a los bólidos con cerca de 1500 lámparas, dando a todos los monoplazas un aspecto magnífico.

El trazado de Marina Bay acoge el "Circo" desde el año 2008, temporada en la que Fernando Alonso logró hacerse con la victoria subido en su Renault (segunda etapa con la firma francesa). El asturiano consiguió el triunfo también allí en 2010, un triunfo que vino acompañado de un regalo muy especial. Su primer y único 'grand chelem' como piloto de Fórmula 1.

Además de Fernando, solo otros dos pilotos conocen la victoria en tierras singapurenses. Lewis Hamilton, que consiguió la victoria, al igual que Fernando, en dos ocasiones (2009 con McLaren y 2014 ya en su actual equipo, Mercedes).

Anuncios
Anuncios

El piloto inglés llega a Singapur en plena lucha por el campeonato con su compañero de equipo, Nico Rosberg. Tan solo 2 puntos les separan en la clasificación general, por lo que la carrera en la noche de Marina Bay se presenta como única. Veremos de lo que son capaces los Mercedes en esta ocasión, ya que durante la pasada campaña los resultados fueron francamente malos. Se quedaron a más de 1 segundo de Vettel en clasificación, y en la carrera ninguno de ellos llegó al podio. Hamilton abandonó por problemas en su unidad de potencia y Rosberg solo pudo ser cuarto.

Tal y como Lewis afirma, la firma de la estrella cree tener los problemas solventados en relación a este circuito: "Ya sabemos qué área deberíamos ajustar para evitar lo que pasó el año pasado, así que ojalá estemos en una posición mejor.

Anuncios

Hasta que no llegas al sitio, no te das cuenta del ritmo de uno u otro coche. El año pasado había una gran diferencia entre nosotros y ellos (Red Bull y Ferrari), pero lo hemos entendido, así que este año deberíamos estar en una posición más fuerte", asegura en declaraciones recogidas por la firma británica Autosport.

Vettel, el rey en Singapur

Si hay un nombre que sobresale por encima de los demás en este trazado es el de Sebastian Vettel. El alemán ha conseguido la victoria en el 50% de las ocasiones que se ha disputado. Cuatro victorias para él, además de 2 segundos puestos. Seb es un seguro de vida en este circuito.

Sus tres primeras victorias llegaron en su etapa de dominio con Red Bull, durante las temporadas 2011, 2012 y 2013. Y la última, ya con Ferrari, fue el pasado año. Una carrera en la que Ricciardo y Raikkonen le acompañaron en el podio.

La esperanza de la 'Scuderia' de llevarse alguna carrera este año, pasa por Singapur. Y por las manos de Vettel. Lo cierto es que Ferrari tiene grandes esperanzas después del triunfo del año pasado, pero hay que tener en cuenta que tanto Mercedes como Red Bull son los principales favoritos para llevarse la victoria, a priori.

Anuncios

Con #Fernando Alonso fuera de combate (imposible que pueda pelear por la victoria aquí), habrá que comprobar si Vettel o Hamilton mantienen su dominio, o bien si hay algún cuarto piloto que escribe su nombre en la historia del Gran Premio de Singapur. En cualquier caso, disfrutaremos de una de las citas más apasionantes del campeonato, y parece ser que con lluvia. El espectáculo está garantizado.