Sainz se ha mostrado molesto con la opinión generalizada en torno a su compañero de equipo. Carlos está cansado de que parezca que estar por delante de Kvyat es fácil, y así lo ha hecho saber después de la segunda sesión de entrenamientos libres en el Gran Premio de Singapur.

"No significa nada porque ha habido banderas amarillas. Me sigue dando la percepción de que la gente cree que es fácil batir a tu compañero y sobre todo si se llama Kvyat. Esa percepción me empieza a tocar un poco los güitos. No es nada fácil, ni tampoco de la manera que se está haciendo. Mañana tiene un 50% de probabilidades de estar delante de mí, y es normal que de vez en cuando esté delante, pero no se aprecia, como que ya no se ve.

Anuncios
Anuncios

Se considera una obligación. A veces toca un poco la moral. No le veo desmotivado, ni preocupado".

Al ser preguntado acerca de qué coche iba a utilizar para el resto del fin de semana, el de Toro Rosso no ha sabido responder, ya que la diferencia entre el kit antiguo y el nuevo no parece significativa: "No se sabe todavía, no hay una diferencia y el equipo no puede verla entre ellos. Lo cual es bueno porque no quiere decir que el nuevo fuese mal, pero por otro lado es malo porque quiere decir que no ha habido evolución en todo el año. Sensaciones positivas y negativas por lo que se ha descubierto hoy, pero lo que sí que es positivo es que volvemos a estar en posiciones altas".

Lo cierto es que el de Marina Bay es uno de los trazados al que mejor se adapta el filial de Red Bull. De hecho, es de los pocos que quedan en todo el campeonato en los que #Carlos Sainz y #Daniil Kvyat podrán luchar por entrar en la Q3 y, lo que es más importante, luchar por meter sus coches en los puntos en la carrera del domingo.

Anuncios

Tal y como el madrileño ha confirmado, después de Singapur, deberán centrarse más en hacer buenas carreras que en conseguir buenas calificaciones: "Tratar de luchar por los puntos incluso saliendo en el puesto 12-13 es nuestra posición realista de aquí a final de año. No va a haber otro circuito como Singapur, si hubiera más circuitos parecidos a este quizá sería más optimista. Será difícil entrar en Q3 después de esta carrera", concluyó. #Fórmula 1