El #GP de Singapur no volvió a decepcionar. Desde que este Gran Premio comenzase su andadura en el Mundial de Formula 1 en el año 2008, ya han pasado 8 años en los que la mayoría de aficionados a este deporte hemos sacado una conclusión clara: el circuito de Marina Bay es la cita más importante y más divertida, a priori, de la temporada.

Este año llegábamos con una sensación extraña, en dónde los dos contendientes al título encadenan rachas de hasta 4 victorias consecutivas mientras que su rival parece desvanecerse durante las mismas. Un mundial sin dominador claro, y un circuito que a priori beneficiaba a Lewis Hamilton (recordad que hasta este año, solo tres pilotos habían ganado en Singapur.

Anuncios
Anuncios

Tres nombres poco importantes en este deporte: Hamilton, Vettel y Alonso).

Pero Rosberg venía motivado y en gran forma después de una vuelta de vacaciones con mejores resultados y sensaciones que su rival y compañero. Es cierto que en el GP de Bélgica, Rosberg tenía la obligación de ganar tras el cambio de motor de Hamilton. Pero en Italia, hace unas semanas, Rosberg dio el segundo golpe encima de la mesa, con una salida brillante, y un ritmo en carrera sensacional para ganar en uno de los circuitos que mejor se le dan a su compañero de equipo. 

Y el tercer golpe de gracia ha venido este fin de semana, en donde el piloto alemán ha dado un repaso al inglés. Desde la clasificación de ayer sábado en donde según sus propias palabras hizo una de sus mejores vueltas de toda su vida, hasta hoy domingo con una carrera sensacional aguantando a un rapídisimo Daniel Ricciardo, Rosberg ha roto con esos rumores que le tachaban como un piloto blando.

Anuncios

Acumula ya 8 victorias durante esta temporada y el dato es demoledor. Nadie que haya ganado 8 carreras en una temporada ha perdido ese mundial. Pero los datos negativos ya acompañan a Rosberg desde hace unas carreras. Es el piloto que más victorias tiene en la historia de la Formula 1 sin haber sido campeón. 

El Gran Premio de Singapur deja además otros grandes titulares.

El primero, que Daniel Ricciardo es un piloto rapidísimo, que el año que compartió con Vettel y le ganó no fue casualidad. Demuestra más consistencia que su compañero Verstappen, que aún consiguiendo una buena remontada tras su mala salida que ha provocado el accidente de Nico Hulkenberg, con la posterior salida del Safety Car, sigue necesitando frialdad y consistencia. Muchos creemos que llegará a ser campeón del mundo, es un piloto magnífico, pero creo que tiene en Ricciardo la imagen de lo que todavía le falta en cuanto a consistencia en carrera. 

El segundo, que Ferrari sigue siendo un equipo triste. Después de ver a Kimi Raikkönen adelantar a Hamilton en pista (sí, he tenido que frotarme los ojos), echan por tierra toda su carrera marcándose una estrategia a lo Abu Dhabi 2010.

Anuncios

Muy decepcionante, aún con la remontada de Vettel.

Fernando Alonso sigue aportando optimismo a Mclaren. El objetivo de luchar con los Williams y los Force India de cara al final de campeonato puede ser una realidad siempre que Button le acompañe en los puntos, aunque parece mucho mas real superar en el campeonato por pilotos a Felipe Massa y a Nico Hulkenberg. Es decir, luchar por ser noveno.

Y por último Toro Rosso, a pesar de los problemas con Carlos Sainz (14º pese a salir 6º, tras los problemas en la salida y la rotura de parte de su motor a mitad de carrera, la unidad MGU-k), ha demostrado que aún teniendo un ritmo menor que Mclaren, su principal rival, puede luchar en circuitos en donde el motor importa menos. Además de renacer Daniil Kvyat, piloto sumido en la pena desde el GP de Rusia allá por el mes de mayo y que ha plantado una preciosa batalla a Max Verstappen.

En fin, un Gran Premio que de ganar #Nico Rosberg el Mundial de pilotos finalmente será recordado, con el paso del tiempo, como el punto y a parte de un campeonato mundial tan indescifrable como el que estamos viviendo.  #Fórmula 1